miércoles, 10 de septiembre de 2014

Berenjenas Chinas



Por:



Berenjenas chinas


Salado, dulce, ácido y picante: el paraíso. / EL COMIDISTA
Cuando me planto delante de mis berenjenas picantes favoritas de Barcelona -las que sirven en L'Olla de Sichuan-, me suelo preguntar cómo es posible que un plato en apariencia tan grasiento pueda causar tanto placer una vez introducido en la boca. Supongo que en la cocina china, como en otras de la región, el "más es más" obra milagros: si al aceite usado con generosidad le sumas las dosis necesarias de salsa de soja, vinagre de arroz, azúcar, chile y otros ingredientes que por desgracia desconozco, al final todo se equilibra y te acaba quedando un platazo como el de L'Olla.


La receta de hoy es mi intento casero de hacer unas berenjenas igual de buenas, también de estilo oriental, pero más simples, nenos protéicas y menos calóricas. La idea era que se pudieran dejar preparadas para ser consumidas más tarde a temperatura ambiente, y en este sentido cumplieron a la perfección. Tuve la inmensa suerte de encontrar en un puesto del Mercat del Ninot berenjenas de tipo chino (finas y alargadas) pero cultivadas aquí, pero seguro que no pasa nada grave si utilizas ejemplares convencionales, a poder ser pequeños. El resto del milagro lo obraron una salsa de soja normal y corriente, un vinagre de arroz y la típica salsa de pescado del sureste asiático, tres ingredientes que podréis encontrar sin grandes problemas en cualquier tienda de alimentación especializada o en Internet.
Yo recomendaría encarecidamente esta receta a todos los que nunca os habéis metido en el jardín de preparar cocina oriental: es tirada y te ayudará a perder el miedo porque sale sí o sí. Además, la salsa es corregible en el último momento: le puedes añadir más soja, vinagre, miel o guindilla si te parece que sabe poco salada, ácida, dulce o picante. También es factible intensificar el sabor con un poco de ajo o de jengibre picado muy fino, pasado por la sartén con un poco de aceite después de las berenjenas y añadido a la salsa, pero yo he preferido mantener la receta lo más fácil y rápida posible.
En cuanto al uso de las berenjenas una vez terminadas, pueden servir como un primero ellas solitas o acompañadas de un poco de arroz blanco, y también están deliciosas como guarnición de cualquier carne.

Dificultad

No mayor que la de ir a una tienda de comida oriental para hacerse con las salsas.

Ingredientes
Para 4 personas
  • 750 g de berenjenas de tipo chino (si no encuentras, normales)
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharadita de salsa de pescado
  • 1 cucharada de miel o de azúcar de caña
  • 1 lima
  • 1/2 cucharadita de guindilla roja seca picada o de copos de guindilla
  • 1 cucharada de sésamo tostado (opcional)
  • Cilantro picado (opcional)
  • Aceite de girasol


Preparación


1. Cortar las berenjenas en rodajas tirando a gruesas, de unos 2 centímetros (en caso de que se usen chinas alargadas, cortarlas transversalmente en dos mitades). Embadurnarlas de aceite de girasol y pasarlas por una sartén bien caliente. Cuando estén doradas por un lado, añadir algo más de aceite y hacerlas por el otro.
2. Pasar las berenjenas a una cazuela y mojarlas con un par de vasos de agua (unos 400 ml). Incorporar la salsa de soja, la de pescado, el vinagre de arroz y la guindilla, y poner a cocer a fuego suave unos 15 minutos, hasta que las berenjenas estén tiernas.
3. Sacar las berenjenas con una espumadera a un bol, con cuidado de no romperlas. Reducir el líquido que quede en la cazuela hasta que quede una salsa no muy espesa, pero con cuerpo. Si las berenjenas sueltan más líquido en el bol, escurrirlas de nuevo y añadirlo a la cazuela durante la reducción.
4. Verter la salsa por encima de las berenjenas y dejar que se templen. Servir con ralladura de lima por encima y, si se quiere, con sésamo y cilantro picado.

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡ gracias por compartir!
 
Sígueme en Twitter

Sígueme en FaceBook

 

 

Lecturas Relacionadas


Conoces la Moringa fuente de proteinas de la India

Día Mundial de la Alimentación   

  
Eva Andressa Vieira Fitness Brasil

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada