martes, 23 de septiembre de 2014

Venezuela perdió capacidad de producción de Crudo Liviano.


Venezuela país cuya principal actividad económica esta basada en la exportación petrolera, está importando crudos de Argelia,  el Saharan Blend. Y esto debido a que PDVSA ya no está en capacidad de obtener petróleo liviano, componente necesario para ser mezclado con el de la Faja Petrolífera del Orinoco, crudo que es extrapesado y debe ser procesado para que pueda ser un producto de exportación.
Este crudo pesado se puede procesar también con nafta para darle las condiciones necesarias para la venta en el mercado. Pero desde el punto de vista impositivo los crudos mezclados con derivados recibenn una carga impositiva mayor. La adquisición de nafta por parte de PDVSA se realiza en el mercado abierto y sus precios, las cantidades han aumentado dada la falta de crudos livianos.

La realidad muestra un panorama aparentemente contradictorio en Venezuela. A pesar de ser uno de los cinco países del mundo con mayor producción petrolera, podría verse “obligado” a importar crudo en el corto plazo, a causa de una “baja producción”, pero de crudos livianos, necesarios para mezclarlos con curdos pesados el grueso de la capacidad productiva del país, según el propio responsable del sector de energía del país.
Rafael Ramírez, ministro y presidente de la estatal petrolera PDVSA dijo que el incremento de producción de crudos pesados y extrapesados en la región petrolífera venezolana Faja del Orinoco se ha transformado en un problema “al no contarse con más disponibilidad de crudos livianos para mezclar y mejorar esos extrapesados, y poder colocarlos en los mercados internacionales”.
Éste tema, junto con la tragedia de la refinería Amuay, que explotó por impericias del régimen, desnudan las grandes contradicciones de un gobierno que ciertamente, como el boliviano despilfarra recursos de gas natural, mal gastó una fortuna en ingresos petroleros sin haber cuidado de sus ciudadanos ni la modernización de su industria energética.
No vamos a hablar de los cortes de electricidad en Caracas o en otras ciudades.

Mala Administración

Para aclarar un poco el tema: crudo pesado o crudo extrapesado es cualquier tipo de petróleo que no fluye con facilidad. Se le denomina "pesado" debido a que su densidad o peso específico, que es superior a la del petróleo crudo ligero. La definición de petróleo ligero y pesado es difícil de encontrar, simplemente su clasificación se basa más en razones de orden práctico que teórico.
Insisto en que no es posible que un Estado que administró 700.000 millones de dólares en los últimos quince años no haya tomado las previsiones financieras, tecnológicas y de modernización de la industria petrolera para no llegar a la necesidad de “importar crudo liviano”. En vez de ir a buscar financiamiento a China (a la que debemos muchísimo dinero) o a Rusia, debieron administrar mejor esos 700.000 millones de dólares.
La extracción y transporte de crudos extrapesados se hace mezclándolos con diluyentes como nafta, que también está siendo importada por Venezuela pues no hay suficiente producción para ser tratadas en el proceso de refinería. A ese crudo debe despojársele esa nafta, para poder reutilizarla y a su vez procesar ese crudo. Actualmente no hay más capacidad para mejorar ni crudos livianos por la caída de su producción.
El propio Ramírez afirmó –en primera persona como si fuera dueño del petróleo venezolano- “mi problema real ahora es que tengo mucho crudo extrapesado y necesito despojarle la nafta a ese crudo para poder tener mucha más producción”, situación que nos motiva a preguntarnos qué  hicieron con tanto ingreso por venta del crudo que no fue capaz de prever y provisionar –mejor dicho- planificar una industria petrolera moderna que evite esos inconvenientes a Venezuela. ¿ En qué estaban pensando?

Producción en caída

El crudo liviano cada vez se produce menos ( 16% menos entre 2008-2012, cuando se extrajeron 487.000 barriles diarios). Por ello están viendo la opción de comprar livianos y mezclarlos con crudos extrapesados.
Más allá de las consideraciones técnicas, PDVSA requiere desarrollar nuevos “mejoradores” de crudo pesado y extrapesado, así como adaptar, reformar y modernizar sus refinerías con capacidades de conversión. Al mismo tiempo se debe tomar en cuenta que las cuotas de producción de nuevos desarrollos (campos petrolíferos) en la denominada Faja de Orinoco llevan retrasos sin producir.
El propio ministro de petróleo reconoció que “la falta de infraestructura, vías de comunicación, servicios como agua, electricidad y vivienda, y la ausencia de instalaciones de transporte del crudo han impedido que los planes de producción cristalicen”. Nuevamente surge una pregunta: ¿Qué  hizo el régimen con 700.000 millones de dólares que no pudo separar alguna fracción de ese dinero para tener la industria petrolera más avanzada del mundo, como la tiene Arabia Saudita o Qatar?

La Refinación


Hay que destacar que hubo ciertos movimientos para potenciar unidades de la refineria ubicada en Aruba, de modo que pudiera producir nafta.
La refinería de Aruba ha sido utilizada como terminal de productos desde septiembre del 2012, cuando su propietario, Valero Energy, redujo su fuerza laboral y paralizó las unidades en la planta.
“PDVSA está interesada en dos unidades de crudo, una de hidrotratamiento, una de craqueo y una de  coquización. La empresa está pidiendo a Valero que reinicie esas unidades para procesar crudo venezolano”, dijo una fuente de la refinería a Reuters.
Las fuentes señalaron que PDVSA, que necesita combustibles pesados para mezclar con su creciente producción de crudos de la Faja del Orinoco, podría arrendar a Valero las unidades y pagar con petróleo por su uso.
PDVSA y sus socios privados en Venezuela necesitan obtener nafta pesada para que se mezcle con la salida de crudos pesados en la Faja del Orinoco y crear crudo diluido ( DCO ), ya que la producción nacional de crudos livianos que se utilizan para generar esas mezclas como el Merey 16 están en declive.
A pesar de que la refinería de Aruba no está diseñada para convertir crudos pesados en productos ligeros como la gasolina y el diesel , se podría producir nafta pesada y su ubicación cerca de la costa venezolana le permitiría a PDVSA  importar productos para sus empresas conjuntas en menos de un día.
PDVSA asegura nafta pesada una vez al año a través de licitaciones en el mercado abierto. La compañía lanzó una oferta en noviembre pasado para comprar hasta ocho cargas de 500,000 barriles cada una en los próximos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada