viernes, 23 de enero de 2015

2015 Venezuela: en caída libre y sin freno

Un ranking de las mejores ciudades para vivir - que mide varios índices, entre ellos el poder de compra de los ciudadanos que habitan cada ciudad, su sistema de salud, la contaminación y la criminalidad - ubica a la capital venezolana en el puesto número 222. Crisis Cambiaria y Escasez de US DOLLARS.

El año 2015 en caída libre y sin freno


El país suele moverse más lento durante el primer trimestre del año, con fallas de producción, distribución y abastecimiento de productos porque muchas empresas toman vacaciones colectivas entre diciembre y enero. Pero, el actual trimestre se vislumbra aún más crítico por la crisis económica que arrastra el país desde el año pasado.

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, señala que a la condición natural estacional hay que añadir que las empresas nuevamente están atravesando problemas para la adquisición de divisas que requieren para importar, el cierre de créditos internacionales y la poco claridad que existe sobre cómo recuperar sus costos por los controles de precios; y por otro lado, la hostilidad del Gobierno frente al sector privado.

“Con ese `cóctel molotov´ las posibilidades de rescatar rápidamente el abastecimiento se complican y el gobierno no ha tomado a estas alturas ninguna mediada de ajuste estructural. La demora es impresionante y eso tiene impacto de decisión empresarial. Las compañías no van a incrementar sus volúmenes de importación o producción sin saber hacia dónde van, con lo cual se prevé un incremento significativo de los niveles de desabastecimiento en el primer trimestre de 2015”, agrega.

Sin reporte oficial


El último reporte de escasez elaborado por el Banco Central de Venezuela corresponde a abril del año pasado, para entonces se ubicaba por encima de 30% en 20 alimentos básicos. De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV),  entre enero y noviembre de 2014 el índice de escasez de productos de la Canasta Alimentaria Familiar fue de 28,6%.

Para el primer trimestre del año, el economista Francisco Faraco proyecta una escasez “muy por encima de 50%”. Argumenta como una de las causas la paralización de las empresas que tomaron vacaciones colectivas desde mediados de diciembre, por falta de materia prima e inventarios bajos. “Ahora es cuando comienza reanudarse la producción de las compañías; en el primer trimestre la escasez acumulada y la nueva se van a juntar y van a generar unos picos elevados”.

“Caracas, que es de las ciudades más abastecidas, ya tiene alrededor de 60% de fallas y de desabastecimiento. Cuando te vas hacia las regiones, sobre todo hacia las zonas fronterizas, puedes encontrar rubros con niveles de desabastecimientos de entre 80 y 90%. Eso está generando mucha angustia y zozobra en los ciudadanos”, destaca por su parte el primer vicepresidente de Fedecámaras, Francisco Martínez.

Causas de fondo


Martínez sostiene que el desabastecimiento y la inflación  van a estar latentes hasta tanto no se aborden las causas de fondo. “Los verdaderos problemas los está cocinando la situación cambiaria del país, que no permite que las empresas puedan obtener las materias primas y los bienes intermedios para la producción nacional. El otro problema es el control estricto y punitivo de la ley de precios, que también está inhibiendo la productividad del país”.

“La devaluación es una medida necesaria, pero no suficiente. Entraste en una magnitud de crisis donde hacer lo correcto tiene costos y no hacerlo también. No hay forma de salir ileso. 2015 es un año de crisis con o sin medida de ajuste”, aclara el presidente de Datanálisis.

¡EN CAÍDA LIBRE Y SIN FRENO!:

Crudo venezolano continúa en picada: Se ubicó en $40.1 el barril


El precio del crudo venezolano se ubicó este viernes en US $40.1, según reporta Noticiero Digital. Este cálculo se basa en el precio del crudo marcador Brent en los mercados internacionales, que este viernes abrió en US $51.09, menos – el diferencial con el crudo venezolano que se ha ubicado en las últimas dos semanas en US $10.99 –  de acuerdo con la página web del ministerio.


A continuación la nota de la agencia Efe sobre el precio del Brent el día de hoy: 





Foto: Agencias

Londres, 9 ene 2015 (EFE).- El barril de crudo Brent para entrega en febrero abrió hoy al alza en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres al cotizar a US 51,09 dólares, un 0,25 % más que al cierre de la jornada anterior.

Caracas Ciudad  pobre y peligrosa

Movehub.com es un  site que asesora a aquellos que deben mudarse de país o de ciudad. En sus páginas se puede encontrar una gran cantidad de estudios elaborados con opiniones de sus usuarios o visitantes. Entre ellos hay un ranking de las mejores ciudades para vivir, que incluye 223  importantes sitios en el mundo. Caracas ocupa el lugar 222 ( capicúa ), solo por encima de  Hanoi. Este ranking mide varios índices, entre ellos el poder de compra de los ciudadanos que habitan cada ciudad, su sistema de salud, la contaminación y la criminalidad. Caracas ocupa el primer lugar en dos de estos índices: es la ciudad que tiene los ciudadanos con menor poder de compra de las 223 evaluadas y a la vez es la más peligrosa del mundo por tener el mayor índice de criminalidad según el estudio.

En el site también hay un estudio que revela cuales son los países con el nivel de vida más caro del mundo y, curiosamente, Venezuela  ocupa el tercer lugar, detrás de Noruega y Suiza. Esto será hasta que dicten las nuevas medidas económicas.



Un ranking de las mejores ciudades para vivir - que mide varios índices, entre ellos el poder de compra de los ciudadanos que habitan cada ciudad, su sistema de salud, la contaminación y la criminalidad - ubica a la capital venezolana en el puesto número 222
- See more at: http://www.producto.com.ve/pro/nacionales/2015-ca-da-libre-y-sin-freno#sthash.249bJeJD.dpuf

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

 
Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  

 

 

2015 en caída libre y sin freno



El país suele moverse más lento durante el primer trimestre del año, con fallas de producción, distribución y abastecimiento de productos porque muchas empresas toman vacaciones colectivas entre diciembre y enero. Pero, el actual trimestre se vislumbra aún más crítico por la crisis económica que arrastra el país desde el año pasado.
Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, señala que a la condición natural estacional hay que añadir que las empresas nuevamente están atravesando problemas para la adquisición de divisas que requieren para importar, el cierre de créditos internacionales y la poco claridad que existe sobre cómo recuperar sus costos por los controles de precios; y por otro lado, la hostilidad del Gobierno frente al sector privado.
“Con ese `cóctel molotov´ las posibilidades de rescatar rápidamente el abastecimiento se complican y el gobierno no ha tomado a estas alturas ninguna mediada de ajuste estructural. La demora es impresionante y eso tiene impacto de decisión empresarial. Las compañías no van a incrementar sus volúmenes de importación o producción sin saber hacia dónde van, con lo cual se prevé un incremento significativo de los niveles de desabastecimiento en el primer trimestre de 2015”, agrega.
Sin reporte oficial
El último reporte de escasez elaborado por el Banco Central de Venezuela corresponde a abril del año pasado, para entonces se ubicaba por encima de 30% en 20 alimentos básicos. De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV),  entre enero y noviembre de 2014 el índice de escasez de productos de la Canasta Alimentaria Familiar fue de 28,6%.
Para el primer trimestre del año, el economista Francisco Faraco proyecta una escasez “muy por encima de 50%”. Argumenta como una de las causas la paralización de las empresas que tomaron vacaciones colectivas desde mediados de diciembre, por falta de materia prima e inventarios bajos. “Ahora es cuando comienza reanudarse la producción de las compañías; en el primer trimestre la escasez acumulada y la nueva se van a juntar y van a generar unos picos elevados”.
“Caracas, que es de las ciudades más abastecidas, ya tiene alrededor de 60% de fallas y de desabastecimiento. Cuando te vas hacia las regiones, sobre todo hacia las zonas fronterizas, puedes encontrar rubros con niveles de desabastecimientos de entre 80 y 90%. Eso está generando mucha angustia y zozobra en los ciudadanos”, destaca por su parte el primer vicepresidente de Fedecámaras, Francisco Martínez.
Causas de fondo
Martínez sostiene que el desabastecimiento y la inflación  van a estar latentes hasta tanto no se aborden las causas de fondo. “Los verdaderos problemas los está cocinando la situación cambiaria del país, que no permite que las empresas puedan obtener las materias primas y los bienes intermedios para la producción nacional. El otro problema es el control estricto y punitivo de la ley de precios, que también está inhibiendo la productividad del país”.
“La devaluación es una medida necesaria, pero no suficiente. Entraste en una magnitud de crisis donde hacer lo correcto tiene costos y no hacerlo también. No hay forma de salir ileso. 2015 es un año de crisis con o sin medida de ajuste”, aclara el presidente de Datanálisis.
- See more at: http://www.producto.com.ve/pro/nacionales/2015-ca-da-libre-y-sin-freno#sthash.249bJeJD.dpuf

Doce años de Control Cambiario

En diez años de control se han fugado $150 mil millones

El anclaje del tipo de cambio fracasó como mecanismo para contener la inflación

imageRotate

VÍCTOR SALMERÓN |  EL UNIVERSAL

domingo 20 de enero de 2013  12:00 AM

Presionado por una aguda crisis política que llevó a la paralización de la industria petrolera, descenso de los depósitos en el sistema financiero, incremento desmesurado en la compra de dólares y déficit en las cuentas públicas el 22 de enero de 2003 Hugo Chávez cerró el grifo de las divisas y decretó un control de cambio que arriba a diez años de existencia. Hoy ya son 12 años con el Control Cambiario.

La medida, que otorgó al Gobierno el poder de decidir quién puede comprar y  cuántos dólares comprar, se convirtió en una política permanente a pesar de que la producción de crudo se recuperó y el precio del barril ha desafiado la ley de la gravedad propiciando el Boom Petrolero más prolongado de la historia.

El control de cambio tiene como objetivo acabar con la fuga de divisas y contener la inflación garantizando la estabilidad del tipo de cambio para las importaciones, pero los resultados no han sido los esperados.

El último informe elaborado por Barclays Capital precisa que durante los diez años de control de cambio la fuga de capitales asciende a 150 mil millones de dólares y entre 2007 y 2012 la salida registra un promedio de 20 mil millones de dólares al año, es decir, tres veces más el promedio alcanzado durante los cinco años previos al control.

Analistas indican que la salida de capitales, a pesar del cerrojo, ocurre por la emisión de bonos en dólares de Pdvsa y el Ministerio de Finanzas, que los ciudadanos y las empresas compran con bolívares y luego revenden en el exterior para obtener divisas.

Esta modalidad, que explica el meteórico ascenso de la deuda externa de la República, también se ha utilizado desde 2010 en el Sitme, un sistema donde las empresas compran bonos en dólares en el Banco Central.

Otra manera de escape fue el activo mercado paralelo, alimentado con sofisticados mecanismos de permuta hasta que en 2011 el Gobierno lo clausuró interviniendo a prácticamente todas las casas de bolsa.

Al mismo tiempo no hay que descartar que esté operando, como ocurrió en el control de cambio que decretó Jaime Lusinchi, la sobrefacturación de importaciones, es decir, la posibilidad de que algunas empresas soliciten en Cadivi más dólares de los que en realidad utilizan para importar.

Más inflación: FMI la estima en 64,3 %


La lógica del Gobierno es que regular la compra de divisas permite mantener estable el tipo de cambio oficial por mucho tiempo a fin de asegurar que el costo de las importaciones crezca poco y la inflación sea baja, no obstante, la realidad es que los precios aumentan constantemente.

Barclays señala que en los diez años de control de cambio la inflación registra un promedio anual de 20%, prácticamente la misma cifra de cuando no había regulación y en los últimos cinco años se ha situado en un promedio de 26,3%, el más alto de América Latina.

No hay sorpresas. Al mismo tiempo de que las autoridades mantienen fijo el tipo de cambio inyectan una gran cantidad de bolívares a la economía a través del gasto público creando un desequilibrio entre la oferta y la demanda que impulsa la inflación porque las empresas pueden encarecer los productos sin sufrir descensos importantes en las ventas.

Además, una porción importante de la economía utiliza como referencia al tipo de cambio negro que se ha despegado por completo del dólar oficial creando mayor presión inflacionaria.

Durante los primeros tres años del control de cambio las autoridades hicieron que el precio del dólar aumentara prácticamente igual que el resto de los productos pero desde 2005 no ha sido así, por lo tanto, el billete verde es el artículo más barato en la economía después de la gasolina.

El resultado es que es más barato importar que producir en Venezuela y las compras al exterior se han disparado mientras la dependencia en el petróleo crece al punto de que el barril provee 96 de cada 100 dólares que ingresan al país versus 80 en  el año previo al control.

Como el Gobierno es el vendedor de los dólares baratos las finanzas del Estado reciben el impacto de colocar divisas en el mercado a un costo muy inferior al real.

Barclays calcula que desde que se implementó el control de cambio la venta de dólares baratos ha significado para el Gobierno, en promedio anual, un costo equivalente a 6,8% del PIB y en 2012 esta magnitud se disparó hasta 10% del PIB.

Hay más. Este costo es superior al déficit promedio que han tenido las cuentas públicas de 5,6% del PIB y que ha obligado a incrementar la deuda de la Nación que entre 2008 y 2012 aumenta desde 23% del PIB hasta 51% del PIB.

En este entorno Barclays considera que el ajuste del tipo de cambio que desde 2010 es 4,30 bolívares por dólar es inevitable aunque el tiempo en que ocurrirá está en duda por la incertidumbre política.

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

 
Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  
 

 

Venezuela se acerca al impago

La caída en los precios del petróleo ha reducido aún más la capacidad del país de pagar sus deudas; la moneda local, el bolívar, se devaluó 60% el año pasado, aún más que el Rublo ruso.

Por: Patrick Gillespie |
Lunes, 19 de enero de 2015 a las 06:02
















  

Maduro no ha acudido al Fondo Monetario Internacional o al Banco Mundial en busca de ayuda financiera.





NUEVA YORK — Rosana Rodríguez fue a su McDonald's local en Venezuela y se encontró con que faltaba un elemento clave del menú: las papas fritas.
No es sólo el McDonald's de su ciudad natal Puerto Ordaz, todos los locales de la cadena en Venezuela carecen de papas fritas. La nación sudamericana no puede darse el lujo de pagar por muchos bienes importados, incluyendo las papas fritas.
Es una muestra más de la espiral económica del país, que muchos expertos predicen que caerá en impago este año o el próximo.
Venezuela depende en gran medida de los ingresos petroleros para financiar al Gobierno y pagar por artículos importados. Alrededor del 70% de sus bienes de consumo, incluyendo las papas fritas, son importados, según la Brookings Institution en Washington D.C.

Afectada por el petróleo


La economía ya en dificultades está sufriendo un golpe más duro a medida que los precios del petróleo han caído desde más de 100 dólares por barril en julio a alrededor de 45 dólares en la actualidad. La moneda del país, el BolívarF, se devaluó el año pasado más que la de cualquier otro país, perdiendo 60% de su valor. Su caída fue aún peor que la del rublo ruso.
Las protestas y la violencia van en aumento en las ciudades venezolanas a medida que los alimentos y artículos básicos son difíciles de conseguir. Rodríguez dice que a menudo ve largas filas de cuatro horas en los supermercados de personas que tratan de comprar una bolsa de harina.
“Es una aventura comprar leche, azúcar, harina, aceite, carne”, dice Rodríguez, enumerando muchos otros artículos. “La vida de los venezolanos ha cambiado mucho. Es triste de ver”.
En busca de ayuda exterior: Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, visitó países de la OPEP como China y Rusia la semana pasada, en busca de fondos para ayudar a su economía y evitar el impago de la deuda. Maduro dice que China y Qatar ya han prometido enviar fondos.
Pero las perspectivas de Venezuela se volvieron aún más sombrías el martes, cuando Moody's bajó la calificación de deuda de la nación a Caa3, el mismo nivel que Ucrania, que está acosada por los conflictos. Los expertos dicen que es muy probable un impago este año o el siguiente. Certificadoras como Standards & Poor`s y Fitch Ratings han hecho similar recomendación.

“El país está haciendo implosión”, dice Russell Dallen, socio gerente de Caracas Capital Markets, una firma con sede en Miami que se especializa en valores latinoamericanos. “Venezuela no podía pagar sus facturas a 100 dólares por barril de petróleo y es seguro que tendrá dificultades para pagarlas a 40 dólares por barril de petróleo”.
Venezuela no vende lo suficiente de su petróleo para cubrir su deuda, dice Dallen. Aunque produce alrededor de 2.3 millones de barriles de petróleo al día, los venezolanos consumen un tercio de ellos y pagan casi nada. Si bien el país también envía una gran cantidad de petróleo a China, es casi en su totalidad para pagar sus deudas previas, según Dallen.

El Momento Crítico llegará en octubre 2015: la Hora de la Verdad.

 
Venezuela  tiene 11,000 millones de dólares en pagos de deuda este año, es decir debemos pagar US$ 11.000.000.000,00 . El momento crítico llegará en octubre, dicen los expertos, cuando vence el pago de alrededor de 5,000 millones de dólares. Maduro no ha acudido al Fondo Monetario Internacional (FMI) o al Banco Mundial (BM) en busca de ayuda financiera.
En marzo de 2015 está el primer vencimiento de pagos del año por algo así como 10 mil millonres de dólares.
Eso sería ir en contra de su política anticapitalista, dice Harold Trinkunas, un miembro nacido en Venezuela de Latin America Brookings.
“Este es realmente el territorio donde el ingreso de Venezuela no es suficiente para satisfacer todas las exigencias en cuanto a las importaciones, pagos de deudas”, dice Trinkunas. Y agregó: “La limitación a las importaciones realmente está afectando el nivel de vida básico”. 

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!



 

Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!