viernes, 13 de mayo de 2016

Preparar Mermelada Casera de Guayaba


Receta de la Mermelada Casera de Guayaba. Las mermeladas son una forma de conservar las frutas o de preparar complementos sencillos para nuestros desayunos o postres. Esta ocasión me he decidido por mostrarles la forma en que los podemos envasar en casa haciendo que las mermeladas nos duren más tiempo.

Para preparar las mermeladas al vacío es necesario que contemos con higiene y frascos adecuados para que obtengamos el mejor resultado posible, es importante recordar que una vez abiertos los frascos lo mejor es conservar en refrigeración para evitar que se contaminen, esta receta de mermelada de guayaba durará bastante tiempo ya que contiene una buena cantidad de azúcar.


  • Recuerda vaciar la mermelada en los frascos recién esté lista para evitar que se contamine posteriormente.

 

 

 

Ingredientes:

  • Guayabas - 500 gr.
  • Azúcar - 350 gr.
  • Agua - 1/3 tza.
  • Pectina - 1 cdta.

 

 

 

Instrucciones:

 

 

 



  1. Licuar las guayabas con el agua para crear un puré.
  2. Colocar el puré previamente colado en una cacerola y añadir el azúcar a la preparación, calentar a fuego bajo hasta que comience a espesar la mezcla.
  3. Batir muy bien para evitar que se pegue en la cacerola y tome la consistencia adecuada. Alrededor de una hora.
  4. Llevar a ebullición y añadir la cucharadita de pectina previamente mezclada con una cucharada de azúcar, hasta que espese.


Para envasar las mermeladas:
  1. Esterilizar los frascos y las tapas en agua hirviendo por alrededor de 5 a 10 minutos, con suficiente agua hasta cubrir no retirar del agua caliente hasta que se vayan a utilizar.
  2. Escurrir los frascos y las tapas boca abajo sobre un paño de cocina limpio, sacar del agua con pinzas para frascos o con algún utensilio de cocina limpio.
  3. Dar vuelta y colocar el relleno en los frascos dejando un espacio no mayor de 1 cm libre. Colocar la tapa cerrar bien.
  4. Colocar en el agua nuevamente las mermeladas envasadas, los frascos deben quedar completamente cubiertos.
  5. Tapar la olla y llevar a ebullición, hervir por alrededor de 20 minutos.
  6. Dejar que se enfríen ligeramente y retirar del agua.
  7. Colocar sobre una rejilla o paño de cocina para dejar que se enfríen totalmente.


Mermelada De Mango

MERMELADA DE MANGO:

 

Mientras, pelamos los mangos y le quitamos la semilla. Rociamos con el zumo de un limón. Pesamos la pulpa del mango, y ponemos la mitad de su peso en azúcar. Y todo lo ponemos en una olla a fuego medio hasta que espese, y adquiera la consistencia de mermelada (alrededor de una hora). Como ya os he dicho algunas veces, para comprobar que está hecha, ponemos un poquito en un plato y éste lo metemos en el frigorífico durante un minuto. Si cuando lo saquemos pasamos el dedo y nos queda el surco es que ya estará.  Después trituramos con la turmix y vamos rellenando los botes hasta arriba, tapamos bien con las tapas y ponemos bocaabajo durante 24 horas, sobre el mismo paño. Cuando haya pasado este tiempo etiquetamos y guardamos en la despensa, lista para tomar. Una vez abierta conserváis en el frigorífico, aguanta en buen estado unas semanas después de estar abierto.

 

Ingredientes

Mermelada de mango:
  • 3 tazas de mango maduro
  • 2 tazas de azúcar
  • Agua
  • Ácido ascórbico
Mermelada de mango (con bajo contenido de azúcar):
  • 3 mangos de tamaño mediano
  • 1 ¼ tazas de agua
  • 1/4 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • Pizca de jengibre en polvo

Mermelada de mango (saborizada con manzana):
Saborizante:
  • 1 manzana cortada en rodajas finas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 ¼ tazas de agua
Mermelada:
  • 3 mangos de tamaño mediano
  • 1/4 taza de azúcar morena
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • Pizca de jengibre en polvo
PREPARACIÓN:
Ponemos a esterilizar los botes en una olla, y dejamos hervir durante 30 minutos. Cuando los saquemos metemos las tapas y dejamos hervir 10 minutos más. Ponemos tanto las tapas como los tarros bocaabajo sobre un trapo limpio y dejamos que se sequen.
Siempre que os propongo hacer una mermelada os recomiendo que, si nunca habéis preparado mermelada en casa, os animéis. Y hoy lo vuelvo a decir, no tienen nada que ver las que se compran con las caseras, merece la pena pasar una horita en la cocina y disfrutar de ella con una buena tostada de pan.

jueves, 5 de mayo de 2016

Como hacer mayonesa casera


Huevos, aceite, sal y limón. La mayonesa es una mezcla tan simple como deliciosa, que nació hace más de 250 años como fruto de la improvisación de un chef francés. Tanto tiempo después -y con lo divertido que es romper esquemas en la cocina- no hay motivos para seguir atados a la receta clásica.

 
 
 
"Mayonesa" - Las mejores recetas de Mayonesa

La mayonesa es una de las salsas más usadas para acompañar todo tipo de platos, se sin duda una de las más populares y consumidas en todo el mundo.

Os rcomendamos siempre consumir mejor mayonesa casera, ya que es mucho más natural y, sobre todo, tiene muchas menos calorías que la que se compra ya preparada en bote.

En esta web especializada vamos a recopilar las mejores recetas para que podais preparar una rica mayonesa en casa, por lo que vamos a intentar ofreceros recetas variadas para que podais elegir cual preparar en cada momento. Esperamos que os gusten. 


Como hacer mayonersa casesa en una licuadora 


La mayonesa casera tiene un encanto especial. Tal vez porque sabemos que la hicimos nosotros, por su sabor y su textura diferente o porque podemos experimentar añadiéndole otros ingredientes y descubrir otra sensación.
Aunque lo usual es hacerla con una batidora, sé que no es el electrodoméstico más común en la casa; por eso hoy les traigo una versión para hacerla en licuadora.


¿Qué necesitas?


1 huevo entero (puedes usar solo la yema, el sabor y color será más fuerte)
1 taza de aceite de girasol (puedes usar de oliva, ajonjolí o maní para variar el sabor)
Jugo de limón o vinagre
Sal



Preparación


En el vaso de la licuadora completamente seco, pon el huevo entero (o la yema) y bátelo a la velocidad más baja durante 10 segundos. Luego, por el orificio que tiene la tapa de la licuadora, empieza a agregar el aceite en un hilo y muy lentamente . Sigue batiendo hasta que la mezcla espese. Agrega un chorrito del jugo de limón o de vinagre, sal al gusto, bate un poco más y guárdala en la nevera para que tome un poco más de consistencia. Estará lista para consumir el mismo día pero no debes usarla más después de 2 ó 3 días.
Ahora que ya sabes hacer mayonesa, puedes experimentar agregándole hierbas para saborizarla, especias, mostaza o los ingredientes que prefieras.



Receta de Mayonesa.



Aún así, primero te contamos cómo preparar una buena mayonesa con y sin huevo, para aquellos que prefieran una versión más sana y liviana. Además, variantes para salir de la rutina: desde una receta sencilla con ajo hasta una más exótica con trufa. ¿Y qué hacer cuando la mayo se corta? Pasen y vean.


 

PRIMERO LO PRIMERO: ¿CÓMO SE HACE LA MAYONESA?




Ingredientes (para 300 ml)
: 2 yemas de huevo / 1 cucharada de mostaza Dijon / 1 cucharada de vinagre de vino blanco / 250 ml de aceite de girasol / 2 cucharadas de jugo de limón.


Preparación
:
1. Pon las yemas, la mostaza, el vinagre y una pizca de sal en el vaso de la batidora.
2. Gradúa la velocidad al mínimo y mezcla los ingredientes.
3. Con el aparato en marcha, vertí el aceite despacio, en un chorrito regular, hasta que la mayonesa esté espesa y emulsionada.
4. Añadí el jugo de limón, mezcla rápidamente y sazona a gusto.

Importante:
Todos los ingredientes que utilices deben estar a temperatura ambiente.
Asegúrate de mantener cualquier pedacito de cáscara fuera de tu mezcla. No queremos alentar la proliferación de bacterias que el huevo ya contiene de por sí.
Se recomienda consumir la preparación inmediatamente. En caso contrario, conserva en la heladera en un recipiente bien tapado.


SANA Y LIGHT: ALTERNATIVA SIN HUEVO

Reemplaza el huevo por 1/2 vaso de leche entera a temperatura ambiente y luego seguí el procedimiento clásico. Tal vez quieras aromatizar tu mezcla con curry, pimienta o darle algún sabor diferente con verduras licuadas.
Otra opción es reemplazar los huevos por yogur natural. Ya salpimentado, lo mezclas con la batidora mientras agregas poco a poco el aceite y voilà... ¡yogurnesa!

PARA PONERLE ONDA 
 
Para lograr estas cuatro salsas, solo necesitas agregarle a tu mayonesa unos pocos ingredientes picados. Son ideales para acompañar pescado frío, frito o a la plancha, verduras y carnes frías.

1. Mayonesa con ajo: añadí 4 dientes de ajo machacados a las yemas y seguí los pasos de la receta original.

2. Salsa tártara: a la mayonesa ya preparada, suma 25 gramos de pepinillos en vinagre, 25 gramos de alcaparras escurridas, 2 cucharadas de perejil y otras 2 de perifollo, 1 tallo de puerro y 1 diente de ajo, todo finamente picado.

3. Rémoulade: a la salsa tártara, añadí 1 filete de anchoa y 2 cucharadas de estragón, todo bien picado.

4. Mayonesa de trufa:
sustituí 1 cucharada de aceite de girasol por otra de aceite de trufa y añadí un poco de trufa rallada a la mezcla ya terminada.


¿Y SI SE CORTA?

 
Todo iba perfecto hasta que, de pronto, te encontraste con una mezcla líquida de huevo y aceite que nada se parece a la Hellmann's. Un pequeño desequilibrio en la temperatura de los huevos, un chorrito de aceite de más o una batidora con demasiada potencia pueden hacer que la mayonesa se te corte pero, ¿tirarla y empezar de nuevo? Ni se te ocurra.
Si te das cuenta a tiempo, puedes rescatarla añadiendo unas gotitas de agua fría y continuar batiendo.
Si ya se cortó del todo, coloca otra yema en un bowl, vuelve a batir y añadí poco a poco la mayonesa cortada. Si te queda demasiado espesa puedes agregar unas gotitas de jugo de limón.
Si no quieres usar más huevo, echa una cucharada de agua caliente en el bowl y luego procede igual que en el punto anterior. En este caso, la mezcla no va a quedarte espesa, así que no vas a necesitar diluirla con limón.