viernes, 19 de diciembre de 2014

Venezuela: de "B" a "CCC"

Fitch Ratings rebajó calificación de solvencia de Venezuela, de "B" a "CCC". - La agencia Fitch rebajó la Calificación de Riesgo de Crédito (IDR por su sigla en inglés) de la deuda venezolana a largo plazo. La calificadora considera que el país tiene dificultades para enfrentar la baja del precio del petróleo.


Fitch Ratings
 En la escala de clasificación esto implica que -según Fitch- Venezuela pasó de una situación "altamente especulativa" a una de "riesgo crediticio sustancial".
La clasificación "B" indica que "el riesgo de default (suspensión de pagos de deuda) está presente, pero se mantiene un limitado margen de seguridad".
La subsiguiente es "CCC", que implica que el "default es una posibilidad real".
"El actual declive en los precios inernacionales del petróleo materialmente ha debilitado la capacidad de Venezuela para atender el servicio de su deuda", dijo Fitch.

La agencia dijo que las reservas internacionales de Venezuela, ubicadas en US$21.400 millones, "son aproximadamente la mitad del nivel que tenía a fines de 2008, cuando Venezuela se enfrentó al descenso agudo del precio del petróleo como resultado de la crisis financiera mundial".

Fitch Ratings rebaja calificación de la deuda soberana venezolana


Fitch Ratings rebajó este jueves su calificación de la deuda soberana venezolana de B a CCC, debido a que consideran que la capacidad del país "de responder a la caída de los precios del petróleo está limitada por el bajo nivel de reservas internacionales".

"Las reservas internacionales en $21.400 millones, son aproximadamente la mitad del nivel de 2008 cuando Venezuela confrontó una fuerte caída de los precios del petróleo como resultado de la crisis financiera mundial", señala la nota de Fitch.

Agregan que la capacidad de Venezuela de conseguir financiamiento en divisas es "limitado", aunque China se mantiene como "principal fuente de financiamiento, sin embargo no hay indicios de que incremente su exposición más allá de los mecanismos existentes".

Señala Fitch que las presiones inflacionarias se mantienen y que la brecha entre el dólar oficial y el paralelo se amplía con rapidez.

"El continuo deterioro en términos de provisión y/o exactitud de las estadísticas oficiales no solo ha mellado la confianza, sino que también plantean límites a la capacidad de evaluar su fortaleza fiscal y externa", dicen.

De acuerdo con sus cálculos los compromisos externos de Venezuela para 2015 y 2016 equivalen a 1,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

La calificación CCC indica que para el caso de los bonos soberanos "existe una posibilidad actual percibida de incumplimiento de pago. El pago de amortización y los intereses es dependiente de condiciones favorables".






Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada