jueves, 11 de diciembre de 2014

Trabajos más Felices


El siguiente es un magnífico trabajo con fuentes en Forbes acerca de como esta el trabajo en el Mundo.

Ora et labora


Aunque últimamente dedico poco tiempo a la prensa ayer eché un vistazo a la prensa digital. Una buena estadística siempre es interesante como foco de reflexión. Ayer sobre los trabajos más felices del mundo según Forbes. Hombre, interesante es, no se puede negar. Al menos para quien, como yo, siente que su trabajo está lejos de hacerle feliz. Pero si tu trabajo te hace feliz (mi más sincera enhorabuena) no dejes de leer, ¡hombre!, que igual sale algo interesante. Pero, antes de descubrir qué dice Forbes, vamos a elucubrar un poco. Pensemos unos segundos en los factores que harían que un trabajo nos hiciera felices.
Así, a bote pronto, lo primero que se me ocurre es lo más básico: (1) que esté bien remunerado. Yo no voy a decir pagado de puta madre, no, porque como “la avaricia rompe el saco” y me he formado con refranes más que con la universidad, pues que esté remunerado de manera vamos a decir correcta. A mí esto no me daría la felicidad pero me haría sentir menos pringado, y no es poco.
Después… que sea (2) divertido/ (3) entretenido/ (4) edificante. A ser posible las 3 pero no le voy a meter un meneo al saco, pobre, lo tengo hecho polvo.
(5) Que el ambiente de trabajo sea agradable y cordial sería algo que sin duda ayudaría. No es fundamental pero así me ha venido a la cabeza. Y hemos dicho que a bote pronto.
(6) Que yo sea útil y, a ser posible, (7) que el fruto de mi trabajo sea de alguna utilidad. No voy a decir que haga del mundo un lugar mejor, luego hablaremos de ello.
Todo esto aparte de preferir que sea un trabajo cuyo desempeño no me plantee dilemas morales. Quería puntualizarlo.
Bueno, total: 7 requisitos no demasiado ambiciosos, creo yo. ¿Coincidimos en algo?
Pues los que, según Forbes son los trabajos más felices son:
  1. Sacerdote. ¡La madre que lo parió! Lo que peor me sienta es que creo que reúne ¡al menos 5* de mis requisitos! A mí esto me deja sin ganas de seguir, pero bueno. Sigamos.
  2. Bombero. En este caso (4* de 7), vamos a dejarlo en que no es que el trabajo no se adapte a mí, es que ¡yo no me adapto a él!
  3. Fisioterapeuta. Una profesión de la que hago especial uso pero perdón, no se adapta en absoluto a mi lista (3* de 7).
  4. Escritor, ¡al menos 6 de 7!
Después se cita una lista compuesta por: profesor de educación especial (encomiable, aunque supongo que la remuneración hace aguas), maestro en general (ya, ya… será por las vacaciones), artista -escultores y pintores- (permíteme que lo dude), psicólogo (¡JUAS!), agente de ventas (JAJAJAJAJAJAAA), e ingeniero (supongo tendrá que ver con la voluntad de perpetuarse).
Pero lo mejor es que hay miles de maneras de ver las cosas. Esto lo demuestra el hecho de que al recuperar el artículo en un ejercicio de rigor, he encontrado otra lista publicada por El Confidencial: Los diez trabajos que hacen de nuestro mundo un lugar peor. GLUPS.
  1. Trabajador en restaurantes de comida rápida (38,4%). Chico, no es para tanto. No contribuye a un estilo de vida saludable pero muy por delante hay otros. En cualquier caso dicho colectivo demuestra una gran sensatez y humildad.
  2. Crupier (17,6%). Yo personalmente no lo focalizaría en el crupier, pero vamos, no voy a renegar.
  3. Teleoperador (9,4%). Si he dado el beneficio de la duda al crupier me veo obligado a dárselo al teleoperador (¡maldita sea!).
  4. Director de informativos (8,1%). Mira, no, no nos pongamos dramáticos. Eso es dar demasiada importancia a los informativos.
  5. Camarero en bar de copas (6,7%). No, no y no.
  6. Cobrador de préstamos (4,9%). Mmm… me pregunto a qué tipo de cobrador se referirá. Yo pensaba que hablábamos de oficios dentro de los límites de la legalidad, algo con un horario, una seguridad social, quizás hasta un sindicato…
Diseñador de moda (4,9%) queda en el 7º, en el 8º los banqueros de inversión (4,6%), en el 9º el Abogado senior (4,4%) y, finalmente, los Supervisores y agentes de cobros (4,1%) en el 10º.
Los porcentajes demuestran que hay miles de maneras de ver las cosas. También que sólo un 4’6% de los banqueros es más sensato que el 38’4% de los currantes del fast food. El mundo está loco. Sería interesante poder cambiar los roles durante unos días.
No me ha servido de gran cosa, la verdad, porque ya sabía que a cura no me voy a meter. Vamos, desde ya lo digo.



* Excluyo en todos los casos el ambiente laboral porque no es inherente a ningún oficio.

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada