miércoles, 17 de diciembre de 2014

litro de gasolina seguiría costando un euro aunque el barril cayera a 10 dólares

el conocido como efecto pluma (por el que los precios de gasóleo y gasolina se ajustan inmediatamente cuando sube el crudo, pero no cuando éste baja)

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2295209/0/petroleo-cae/minimos-brent/cuatro-anos/#xtor=AD-15&xts=467263
el conocido como efecto pluma (por el que los precios de gasóleo y gasolina se ajustan inmediatamente cuando sube el crudo, pero no cuando éste baja)

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2295209/0/petroleo-cae/minimos-brent/cuatro-anos/#xtor=AD-15&xts=467263
Este es el conocido como efecto pluma (por el que los precios de gasóleo y gasolina se ajustan inmediatamente cuando sube el crudo, pero no cuando éste baja.)

el conocido como efecto pluma (por el que los precios de gasóleo y gasolina se ajustan inmediatamente cuando sube el crudo, pero no cuando éste baja)

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2295209/0/petroleo-cae/minimos-brent/cuatro-anos/#xtor=AD-15&xts=467263
el conocido como efecto pluma (por el que los precios de gasóleo y gasolina se ajustan inmediatamente cuando sube el crudo, pero no cuando éste baja)

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2295209/0/petroleo-cae/minimos-brent/cuatro-anos/#xtor=AD-15&xts=467263
Antonio Brufau ha aprovechado la rueda de prensa que ha ofrecido Repsol para explicar la adquisición de Talisman Energy para responder a José Manuel Soria por sus críticas a las petroleras por no repercutir la bajada del precio del petróleo en la gasolina. Tal y como ha dicho, respeta las palabras del ministro, pero "en esta casa nadie abusa del mercado".

Según ha afirmado Brufau, "del precio de la gasolina la mitad son impuestos, y de ellos la mayoría son fijos salvo el IVA", por lo que es complicado que los consumidores se beneficien de la caída del precio del petróleo.

"¿Qué pasaría si el barril baja de 100 a 10 dólares? Que la gasolina sólo caería dos veces, porque la mayor parte del componente del precio son impuestos que no bajan y se los queda el Estado", ha señalado el presidente de Repsol en contestación a las críticas del ministro de Industria, Energía y Turismo.

Es más, ha indicado que "las petroleras son muy responsables, no juegan con el precio" de la gasolina, y ha explicado su razonamiento. "Un litro de gasolina, cuando el barril está a 100 dólares, le costaría al consumidor 1,59 euros; y a 10 dólares el barril, lo costaría 0,91 euros el litro de gasolina", lo que demuestra que "cuando baja el crudo no se refleja en el precio de venta, porque por los impuestos una parte muy importante se lo queda el Estado", ha insistido Brufau.

"Máximo respeto a lo que dice el ministro Soria, pero ni esta casa ni nadie abusa del mercado", ha remarcado el presidente de Repsol, quien también ha cargado contra el impuesto recientemente aprobado por el Gobierno para grabar la producción de hidrocarburos, la denominada 'tasa fracking'.

A su juicio, aunque "falta conocer la normativa", este impuesto "puede impactar sobre la rentabilidad de algún proyecto en España", en clara referencia a las prospecciones que la compañía ha iniciado en las costas de Canarias. "Al final el desarrollo tiene que ser el mismo, independientemente de lo que se encuentre", ha remarcado Brufau, por lo que "nos preocupa que el Gobierno apruebe algo de esta magnitud cuando el proyecto ya está en marcha".

"Vamos a estudiarlo y ver cómo encaja", ha concluido el presidente de Repsol, que ha señalado que lo importante es "ver si el proyecto puede llevarse adelante con estos condicionantes fiscales".

Canarias

Sobre el proyecto en las islas, el consejero delegado Josu Jon Imaz ha explicado que los trabajos ya están muy avanzados y que se están desarrollando con "normalidad". Es por ello que esperan conocer "en unas semanas" si hay hidrocarburos o no, y si los hay, conocer si son comercializables.

"En el orden de unas 4 o 6 semanas podríamos tener resultados, que serán definitivos si no hay hidrocarburos o prolongables si los hay", ha remarcado.

Y por último ha señalado que la rentabilidad del proyecto en Canarias está asegurada pese a los bajos precios del barril de petróleo. 

Si baja el petróleo, ¿por qué no el precio de la gasolina?





El precio del barril de petróleo ha alcanzado su valor mínimo en cuatro años, pero no ha ocurrido lo mismo con el precio de los carburantes. ¿Sabes por qué? Aquí tienes las claves...




Es el pan de cada día de quienes tienen un coche: pasar por la gasolinera. Una vez allí llega el momento de hacerse la típica pregunta: “¿cuánto me voy a dejar esta vez en llenar el depósito?”. Y, a continación "Si baja el petróleo, ¿por qué no baja el precio de la gasolina?" Por suerte, el precio del barril de Brent (que es el de referencia en Europa y se mide en dólares) ha bajado en los últimos meses.

El 19 de junio se alcanzó el precio máximo con 115,06 dólares en los mercados internacionales (por ejemplo, ese día en Madrid la gasolina de 95 costaba 1,445 euros, aunque llegó a alcanzar 1,459 a finales de mes). Por cierto, el Gobierno había previsto un precio de 104 dólares para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado; sin embargo, a fecha de hoy, está cerca de los 78, es decir, un 32% menos. Una buena noticia.

Entonces, ¿por qué no baja en proporción el precio en la gasolinera? Porque la materia prima solo representa una parte, de manera que las oscilaciones del solo influyen en cierto modo. No deberías olvidar tampoco el papel que juegan los impuestos, ya que los tributos pueden hacer que los hidrocarburos cuesten hasta un 50% más. 

Lo que pagas en impuestos


Según la Asociación Española de Operadores del Petróleo (AOP), estos se desglosan en tres tipos. El primero de ellos es el Impuesto Especial de Hidrocarburos, que impone una cantidad por cada 1.000 litros; en el caso de las gasolina sin plomo (con un octanaje inferior a 98) es de 400,69 euros. El segundo es el IVA: un 21%. En tercer lugar se encuentra el Impuesto de Venta a Minoristas, que depende de la normativa que tenga cada Comunidad Autónoma. Además, la oferta y la demanda de gasolina y gasóleo y el tipo de cambio euro/dólar son otros factores que tienen relación directa con los precios que ves en el surtidor.

En todo caso, parece que aquí hay algo más que intereses puramente económicos. Por un lado está una especie de guerra velada de precios: Arabia Saudí ha tirado el precio del barril que vende a EEUU, por lo que ahí tienes una bajada. Por otra parte, se topa con las nuevas maneras de extraer petróleo como el fracking, cuya viabilidad sería más que dudosa si el precio del barril cae por debajo de los 75 dólares: por ahora esta en torno a los 77. Por cierto, este técnica es la que ha llevado a Estados Unidos a ganar mucho peso a nivel internacional con la aparición de nuevos yacimientos... 

Yacimiento que no hacen sino aumentar la oferta y, por lo tanto, bajar el precio.


Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada