sábado, 20 de diciembre de 2014

China Maufactura Robotizada

 La noticia de la implantación de robótica en la cadena de ensamblaje de Foxconn de cara a la fabricación del próximo Apple iPhone 6 para especular  a cerca de la importancia de un cambio radical en la forma de hacer las cosas en China.

Foxconn, el mayor fabricante de China, un monstruo con más de 1.2 millones de trabajadores en plantilla, ha anunciado que para la producción del próximo terminal de Apple empleará unos diez mil “Foxbots”, robots con un coste de entre veinte y veinticinco mil dólares y capaces de construir unos treinta mil terminales al año cada uno, que  están ya en sus últimas fases de pruebas.
 
Se desconoce aún si los robots serán capaces de llevar a cabo el proceso completo de fabricación del terminal, o si se centrarán en tareas específicas que serán completadas por mano de obra humana. Hay labores de ensamblaje y manipulación cuya robotización supone un reto complejo. Pero la robotización a esa escala de una cadena de producción como la de Foxconn marca un momento histórico que podría desequilibrar duramente la balanza económica del futuro.

Ensamblar no es una tarea sencilla de cara a su robotización. Muchos de los procesos específicos se han llevado a cabo tradicionalmente  a mano no solo porque fuese más barato, sino también porque las propias características de los procesos, relacionadas con elementos como la flexibilidad de los materiales, el encaje fino o la gestión de tolerancias hacen verdaderamente difícil su automatización. La experiencia que Foxconn va a desarrollar con sus Foxbots ( recuerde las Fembots de la película de Austin Powers ) en una línea de montaje como la del iPhone6 es susceptible de alterar de manera drástica el panorama competitivo a nivel internacional.

  
Que el gigante asiático pase finalmente de ser “el paraíso de la manufactura” entendida ésta como “hacer las cosas a mano” a convertirse en una potencia en ensamblaje mediante robótica es algo que va a tener muchas más consecuencias de lo que inicialmente parece: hablamos de una redefinición de la ventaja competitiva de la industria de todo un país, que conlleva consecuencias de todo tipo, incluidas las sociológicas. La idea de una China en la que los ingenieros del país tengan sueldos medios más elevados que los de países como Occidente no es muy fácil de asimilar, e indica claramente un problema que es preciso diagnosticar. El centro de Masa de la producción y el comercio que hacia el s.XV estaba en Asia, mas exactamente enn China y que se desplazó ligeramente hacia Occidente durante estos siglos, esta volviendo a su casa: "ET phone home."

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog! 

Ver lo mas reciente en el blog del Ing. Ernesto Ibáñez


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada