jueves, 18 de diciembre de 2014

Diciembre: mes del reencuentro familiar

Según Teresa Flames, licenciada en Enfermería y magister en terapia de la conducta, la Navidad es la época del año en la cual convergen muchas emociones y sentimientos desde todo punto de vista, debido a la ausencia de parientes, que han fallecidos o se han ido a otros estados o fuera del país. Recomienda evitar engancharse en las carencias, con los vacíos existenciales y propiciar el reencuentro familiar con quienes están cerca.

De la familia de las Euphorbiaceas: su nombre científico es Poinsettia pulchérrima
 

Flames sugiere aceptar y respetar de manera conscientes las decisiones de los que eligieron partir a otros países o estados, los que ya fueron al encuentro con Dios, “asimilarlo como parte de la ley de vida, unos parten primero y los demás vamos después”.

Propone evitar mantener un duelo permanente por los que no estén y buscar disfrutar con las personas que están a su alrededor.

Para esta conocedora del tema de familia, en el mes de diciembre las personas se deprimen o están muy melancólicas porque durante todo el año trataron de mantener situaciones tóxicas que al final del año se tornan insostenibles y explotan, “por lo que sugiero trabajar la situación oportunamente a fin de evitar complicaciones justamente en la época mas linda del año, la Navidad”, señaló Teresa Flames.

Para Diana Andrades, licenciada en Trabajo Social y magister en Gerencia de la Salud Pública, diciembre es el mes propicio para el reencuentro familiar, para la renovación de la esperanza por un mejor año con expectativas positivas de paz familiar, amor, salud y prosperidad.

Sin embargo, -señala Andrades- este época le “pega” a muchas personas que han sufrido enfermedades, pérdidas materiales, distanciamiento y/o fallecimiento de familiares, situación que genera duelos y tristezas durante las festividades navideñas.

“Recomiendo auto revisión hay que tener fortaleza para vencer adversidades y seguir adelante, a veces hay que seguir, incluso ante situaciones que no compartimos”, dijo Andrades .

Autorevisión. La trabajadora social aúpa a los lectores a autorevisarse, evaluar las cosas que pueden cambiarse y luchar por ello. “Pero si no se puede cambiar, no tiene sentido agotar energías, hay que déjalo ir y enfocarse en algo positivo que llene el vacío, que genere satisfacción”.

Andrades recomienda ser realista consigo mismo, “el duelo tiene que ser superado y para ello el reencuentro familiar, con las amistades, el compartir en una reunión socio familiar y la renovación de la esperanza, el trazarse metas, sueños ayuda a darle sentido a la vida intima familiar”.

Las tres profesionales consultadas para este tema coincidieron en rodearse de la gente que se ama y pasarla bien durante estas Navidades.

Buscar ayuda profesional

Según la psicóloga clínica, María Olivia Goncálvez del Hospital Militar, la Navidad es una época del año muy hermosa a la que se asocian muchos recuerdos de las experiencias compartidas, reuniones familiares, fiestas con amigos, la alegría de los niños. “De ahí que cuando alguna situación aleja a alguien muy querido por la razón que sea, esta temporada del año se convierte en una etapa de recuerdos dolorosos que tortura el alma y produce una tristeza que en ocasiones se hace difícil de llevar”.

Goncálvez recomienda a quienes no pueden superar las tristezas por la partida de un familiar que busque ayuda profesional. “Es importante preparase y tratar de tomar algunas medidas que nos ayuden a seguir adelante y disfrutar lo que podamos, de una manera diferente”, concluyó la profesional.
Recomendaciones

1. Respetar nuestros sentimientos, no exigirse que hay que sentirse de una determinada manera.

2. Si eres creyente, apóyate en Dios, trata de vivir tu fe, reconfórtate en ella.

3. Trata de hacer algo bueno por los demás, eso te ayudará a sentirte mejor y a no hundirte en la tristeza.

4. Vive esta temporada de acuerdo a tus sentimientos pero no te aísles, trata de compartir con quienes tienes cerca. En ocasiones, por pensar en quien no está, dejamos de disfrutar de quienes tenemos a nuestro lado.

5. Si las personas ausentes están fuera del país, usa las redes sociales y comparte con ellos a distancia momentos especiales que te hagan sentir acompañado y que siguen contigo a pesar de la distancia. Si fallecieron, recuerda las cosas lindas que compartieron.

6. Recuerda cuidarte, cuida tu alimentación, tu sueño, haz ejercicio, conéctate con la naturaleza… Una caminata ayuda a relajarse y a liberar tensiones.

7. Mantener contacto por redes sociales con los seres queridos ausentes
Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada