martes, 23 de diciembre de 2014

Pizzas estilo surrealista: Todo Arte

Las estrellas de un restaurante italiano son sus pizzas. Tras su aparente sencillez se esconde un gran profesional, virtuoso de la masa, con la precisión técnica de un panadero, conocimientos bioquímicos y facultades acrobáticas. Pero aunque lo más complejo de una pizza sea la elaboración de la base, el mayor reto al que nos hemos enfrentado ha sido innovar en su presentación. La inspiración llegó después de varios intentos, el onirismo y las formas orgánicas que adoptaba la mozzarella con el resto de ingredientes nos sugirió la idea de aplicar las formas biomorficas de las esculturas del surrealista Jean Arp. La clave para lograr una rica pizza casera está en la elección de la harina, además de otros trucos que os apuntamos a continuación. Tenemos la costumbre de prepararla dos veces al mes, ya que la masa se puede congelar sin ningún problema. Una vez que controléis la base de la pizza, podéis hornearla con los ingredientes que mas os gusten. Las combinaciones no tienen límite. ¡Tu familia te estará eternamente agradecida!
 
INGREDIENTES (PARA 2 PIZZAS GRANDES)
para la masa de la pizza

525 g de harina de media fuerza*

25 g de levadura prensada

300 ml de agua

30 ml de aceite de oliva suave

3 cucharaditas de sal

1 cucharadita de azúcar

primera pizza arp

salsa de tomate con cebolla

salsa pesto

perlas de mozzarella

tomates cherry

segunda pizza arp

salsa de tomate

cebolla en aros

perlas de mozzarella

aceitunas rellenas de anchoa

Elaboración

01Disolvemos la levadura con un poco de agua templada.
02Tamizamos la harina y mezclamos con la levadura diluida. Podemos realizar el amasado a mano o a máquina. La masa estará bastante pegajosa al inicio del amasado.
03Incorporamos el agua, el aceite, la sal y el azúcar.
04Amasamos hasta obtener una masa compacta y homogénea.
05Dejamos que la masa repose tapada con un trapo durante un mínimo de una hora.
06Dividimos la masa en las porciones que correspondan a la cantidad de pizzas a preparar. Se puede congelar el sobrante para utilizar en otra ocasión, dejándola descongelar en la nevera la noche anterior.
07Espolvoreamos con harina la encimera para estirar la masa con el rodillo. Cuanto más fina consigamos la base de la pizza más crujiente nos quedará.
08Precalentamos el horno 10 minutos a la máxima temperatura, alrededor de 270ºC.
09Colocamos la masa extendida sobre el papel encerado de la bandeja del horno.
10Pinchamos con un tenedor la masa, y extendemos la salsa de tomate con la ayuda de una cuchara.
11Nosotras horneamos la pizza en dos fases ya que el resultado es inmejorable. Para el primer horneado introducimos la base con la salsa de tomate durante 7 minutos a 250ºC. Depende del horno, observaremos como se forman unas burbujas en la masa, típicas de una buena pizza.
12Sacamos la base del horno y colocamos el resto de ingredientes.
13Horneamos por segunda vez a 250ºC entre 7 y 9 minutos, tenemos que estar atentos para que quede dorada pero no se tueste demasiado.
* La elección de la harina es muy importante para obtener un resultado u otro. Es aconsejable consultar los valores nutricionales del envase. Nosotras empleamos la que tiene 12 g de proteína por cada 100 g. Según la cantidad de proteína la harina va cambiando su fuerza desde blanda o media hasta harina de fuerza. Se considera entre 5% y 11% de proteína harina blanda, cuando tiene entre 11% y 13,5% de proteína harina de media fuerza y entre 13,5% y 15 % harina de fuerza.
web 8 pizza arp

VIDEO Arte de Jean Arp



Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

 

Regístrese y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada