martes, 20 de enero de 2015

¿Cómo eliminar la celulitis?

De origen francés, la palabra celulitis se refiere a los depósitos de grasa debajo de la piel que le dan a ésta un aspecto de “cáscara de naranja” principalmente en la zona de los glúteos, los muslos y el antebrazo. Este problema ha sido ampliamente relacionado con las variaciones en el ciclo hormonal.
La celulitis se produce por la acumulación de grasas y líquido en los tejidos. A lo largo del tiempo, el intercambio reducido de fluidos entre los tejidos lleva a una acumulación interna de depósitos de grasa y los adipositos se multiplican adquiriendo un mayor tamaño. Entre otros factores importantes, esto provoca la conocida “piel de naranja”. Los tejidos pierden su elasticidad y tonicidad, perjudicando el aspecto de la piel que se ve menos firme.
La aparición de la celulitis está vinculada a la reducción en el intercambio intercelular y la retención de líquidos. Cuando las células de la piel pierden vitalidad, la piel pierde su forma, pierde humectación y se torna menos firme.

¿Por qué adquiere la piel este aspecto?

La celulitis es el resultado del agrandamiento de los nódulos hipodérmicos femeninos que dan a la piel la apariencia de “pocitos”. El aspecto visible surge de la oposición de dos fuerzas, el tejido conectivo vertical que tira la piel hacia abajo y la retención de líquido y las células de grasa agrandadas que empujan contra la piel hacia arriba.

¿Cómo eliminar la celulitis?

De todo lo que puedes hacer para combatir la celulitis, debes saber que el 80% de tus probabilidades de éxito dependen de tu alimentación. Para no extender mucho más el vídeo no ahondé en esto, pero aquí te dejo algunos factores clave que debes tener siempre presente para eliminar la piel de naranja:
  1. Come una dieta balanceada que consiste en la proporción adecuada de proteínas, hidratos de carbono complejos, y grasas.
  2. La dieta debe contener una alta cantidad de fibra y proteína magra.
  3. La ingesta de grasas trans deben ser eliminada por completo, las grasas saturadas deben reducirse al mínimo.
  4. Come alimentos ricos en ácidos grasos omega y ácidos grasos esenciales.
  5. Evita los alimentos chatarra y comida rápida, que contienen el colesterol malo.
  6. Agrega frutas y verduras frescas a tu dieta.
  7. Bebe por lo menos 2 litros de agua cada día y evita las bebidas azucaradas con cafeína.



Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!

 
Regístrese, comente  y participe en mi blog como escritor invitado: ¡Anímese sus inquietudes cuentan en este blog!  
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada