viernes, 10 de octubre de 2014

Protestas en Hong-Kong

No olvidemos que en junio de 2009 el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, señaló a la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) como responsable por las protestas desatadas tras las elecciones de Irán, y ratificó su confianza en la legitimidad del triunfo de Mahumd Ahmadinejad.




Protestas en Hong-Kong: la nueva apuesta de la CIA para debilitar a China


cia-agent 


“No hay una sola gran protesta, golpe de Estado, revolución o guerra civil en el Mundo en la que no existan huellas dactilares de la CIA por todas partes.”

     (Ex analista de Inteligencia anónimo)

Leo en la página del siempre interesante Paul Craig Roberts (ex Secretario del Tesoro con Ronald Reagan y ex editor del Wall Street Journal, es decir la biblia de la ultraderecha económica norteamericana y mundial) hablar en torno a una nueva operación de la CIA para acosar y derrumbar al coloso chino. Craig Roberts se ha pasado a la disidencia, por si alguien andaba despistado. Esta vez el artículo está a cargo de su columnista invitado, Tony Cartalucci, quien escribe, también, para el site canadiense Globalresearch y cuya sagacidad y acertado análisis de la realidad internacional queda bien patente en sus muchos de sus escritos. El nuevo sarao “robolucionario-colorín” que desmenuza Cartalucci, obra (cómo no) de los gángsters de Langley, se localiza esta vez nada menos que a las puertas de Beijing, en la ex colonia de Hong-Kong, donde una marabunta de protestas, hábilmente organizadas desde el exterior, solicitan democraCIA a las autoridades del ex protectorado inglés. Dice Cartalucci que EEUU está financiando las “protestas estudiantiles” en Hong-Kong”. Que raro…y yo que creía que era un Occuppy Hong-King-Kong espontáneo, vivo y fresco como el del 15-m de Pablo Iglesias Turrión y el CNI. Pero no..la movida hongkonesa nada tiene que ver con los cantos a las florecillas silvestres de la Puerta del Sol madrileña, aunque lo parezca; lo de Hong-Kong es una imitación con sabor a Coca-cola y “american way of life.

El “Occupy Central”, el movimiento estudiantil que acapara las protestas, es una obra creada por el Departamento de Estado norteamericano, quien ha utilizando un abigarrado y poliédrico conglomerado de grupos que, finalmente, convergen en el NED (National Endowment for Democracy) o Fondo Nacional para la DemocraCIA, organización conocida por ser una fachada golpista-humanitaria de la CIA para subvertir el orden anti-imperialista en el mundo y construir lo que Cartalucci llama administración neo-imperial o “sociedad civil” que, al fin y al cabo, no es más que el vértice de los intereses de Washington, Wall Street, Londres y Bruselas. Y es que tiene guasa eso de que USA se dedique a “publicitar la democracia” por el Mundo. Según nuestro analista que Estados Unidos “promueva la democracia” en el mundo es una indecencia, teniendo en cuenta que ese país está envuelto en un escándalo mundial de vigilancia masiva. Una nación, EEUU, culpable de promover una guerra tras otra en todo el planeta, contra la voluntad de su propio pueblo, utilizando para ello las mentiras más embrutecedoras y, de paso, maltratando a sus propios ciudadanos en su casa con una policía militarizada que está ejerciendo la brutalidad más despiadada en ciudades como Ferguson. Pero, un momento…¿han visto ustedes las imágenes de Ferguson con la policía usando toda la fuerza militar contra manifestantes pacíficos? ¿Han visto Hong-Kong? ¿EEUU qué está pidiendo allí? ¿DemocraCIA fergusoniana?

Después del revival sionista-americano con las “primaveras árabes”, donde instituciones norteamericanas dependientes del NED como el Instituto Republicano Internacional, el Instituto Nacional Demócrata o el Freedom House sufragaron a los agitadores-terroristas que tenían a su dictado, ahora quieren seguir experimentando con el mismo truco embaucador, caótico y criminal en el patio trasero de China. Es el virus del que hablaba el que se ha convertido en cabeza de puente del terrorismo internacional de todas las involuciones planetarias: John McCain, quien dijo hace un año que Ben-Ali y Gadafi ya no están en el poder y Assad no lo estará el año que viene. La primavera árabe es un virus que también atacará a Moscú y Beijing. Para ello ya han movilizado a la CIA en su embajada de Hong-Kong, con el fin de canalizar adecuadamente las protestas de los alborotadores chinos. Ya no son necesarios los escuadrones de la muerte, como en la Latinoamérica de los años setenta y ochenta. Es menos arriesgado, ofrece mejores resultados a corto plazo y resulta mucho más efectivo el introducir ONG’s tapadera de la CIA con las que sobornar a líderes locales para que estos aglutinen a masas crédulas en torno a su democracia cojitranca, repleta de ensangrentadas barras y estrellas.

Pero con lo que no cuenta el seráfico McCain es con dos astutos líderes políticos de dos naciones (Rusia y China) con un potencial económico y militar como mínimo respetable que no le van a resultar una “perita en dulce”, precisamente. McCain tiene más probabilidades de ver rodar su cabeza en la plaza de Tiannanmen que chulearse ante la estatua de Mao. Rusia, por otra parte, ya ha dicho que EEUU y Gran Bretaña están detrás de este nuevo sainete “robolucionario”, mientras que China habla abiertamente de que los cabecillas de la rebelión callejera de Hong-Kong han recibido entrenamiento y formación de la CIA sobre cómo manejar la “crisis” con las autoridades de la ex colonia, recibiendo pasta gansa de la embajada estadounidense, el cuartel general de la CIA. Mientras, la Pérfida Albion de Cameron estaría introduciendo a sus espías del MI6 en sectores clave de Hong-Kong, como el gobierno, la judicatura o las Cámaras de Comercio.

¿Falsimedia qué dice? Ah sí, la gente hongkonesa quiere demo, demo, democracia, al estilo de Ferguson, de Gladio o de la NSA, que tanto da. EEUU no sabe, no contesta; eso sí, apoya “moralmente” las revueltas. ELPAIS se ha leído aplicadamente el pasquín del Departamento de Estado usaco y todo se resume en que “leales a Pekín atacan a los jóvenes pro-democraCIA de Hong-Kong”, opositores que tienen un master en derechos humanos y democracia expedido por el Fondo Monetario Internacional, Goldman Sachs y el paragüero de Washington DC.


¿Quién está detrás de las protestas en Hong Kong?


Algunas de las claves de las protestas que vive la ciudad desde el sábado




Un agente antidisturbios rocía a un manifestante con un espay de pimienta.

Un agente antidisturbios rocía a un manifestante con un espay de pimienta.- REUTERS




Miles de manifestantes mantienen ocupado el centro de Hong Kong desde el pasado sábado para reivindicar reformas democráticas en el sistema de elección del gobernador de esta antigua colonia británica ahora bajo soberanía China.

¿Por qué se manifiestan los hongkoneses?

En concreto, exigen que se elimine el filtro que representa el Comité Electoral, un órgano formado por 1.200 notables hongkoneses, la mayoría afines a Pekín, que debe dar su visto bueno a los candidatos que pretendan presentarse a las elecciones a gobernador previstas para 2017. Los manifestantes, liderados por grupos estudiantiles, denuncian que este Comité Electoral supone una merma democrática y consideran que los candidatos que apruebe serán fieles al Gobierno central chino.

¿Quiénes convocan las manifestaciones?
Las movilizaciones han sido organizadas por activistas del grupo Occupy Central with Love and Peace (Ocupa el Centro con Paz y Amor), conocido como Occupy Central, surgido al calor de las protestas mundiales del 15 de octubre de 2011 propiciadas por la Primavera Árabe -- sabemos a quienes beneficiaron y a cuales gobiernos derrocaron--, las protestas griegas o el 15-M español. Occupy Central había convocado una campaña de desobediencia civil no violenta a partir del 1 de octubre, pero adelantó la protesta para secundar las movilizaciones de las organizaciones estudiantiles, que convocaron sus propias manifestaciones.
El pasado mes de julio más de 500 personas fueron detenidas durante una gran manifestación de más de 500.000 participantes. La marcha se produjo tras un referéndum a través de Internet organizado por Occupy Central en el que participaron más de 765.000 personas a pesar de las restricciones, una cifra muy significativa teniendo en cuenta que en la región viven poco más de 7 millones de personas. Los ingleses ya tomaron medidas contra una posible "Primavera Arabe" en su territorio.

¿Cuáles son los nombres propias de las protestas?

Un profesor de Derecho, Benny Tai, es uno de los cofundadores del movimiento Occupy Central, que cuenta también con otras figuras destacadas como el profesor de Sociología Chan Kin Man, o el religioso Chu Yiu Ming. Las protestas cuentan con el apoyo de los principales partidos políticos hongkoneses prodemocráticos ( es decir, pro Occidente ), unidos ahora en el rechazo al sistema de elección de gobernador que defiende Pekín.
Por la parte estudiantil destacan Alex Chow y Lester Shum, dirigentes de la Federación de Estudiantes de Hong Kong, y Joshua Wong, que lidera la campaña contra la "educación patriótica". Los tres fueron detenidos tras el estallido de las protestas, pero han sido ya puestos en libertad. Enfrente tienen a los partidos afines a Pekín y a los que dan prioridad al desarrollo y a los intereses de las empresas, con todo el 'stablishment' de este potente polo económico mundial a la cabeza.

¿Qué teme China?

El Partido Comunista Chino no quiere que se cuestione su autoridad sobre Hong Kong ni que se extiendan estas protestas a otros puntos del país. Por ello no duda en denunciar la injerencia de "fuerzas externas" para fomentar el "separatismo". Desde la devolución de Hong Kong de Reino Unido a China, el 1 de julio de 1997, se ha instaurado el principio de "un país, dos sistemas", que permite que la región tenga sus propias instituciones legislativas, ejecutivas y judiciales independientes de China. La propia Ley Fundamental de Hong Kong consagra que "el sistema y las políticas socialistas no se aplicarán en la Región Administrativa Especial de Hong Kong y el sistema capitalista anterior y su modo de vida perdurará sin cambios durante 50 años".

¿Qué opciones políticas hay?

Las autoridades hongkonesas deben impulsar un plan de reforma política en el Parlamento para que se aplique el sufragio directo en la elección del gobernador, hasta ahora designado directamente por el Comité Electoral. Pero deberán tener el apoyo de los partidos prodemocráticos, con representación suficiente como para frenar cualquier iniciativa que asuma los postulados de Pekín.

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!
 
Sígueme en Twitter

Sígueme en FaceBook



Lecturas Relacionadas

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada