martes, 7 de octubre de 2014

Marina Silva se desinfló: Elecciones Brasil 2014

Analizamos las elecciones presidenciales del  domingo 5 de octubre en Brasil 2014 donde la actual mandataria, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores, parte como favorita para la segunda vuelta seguida por otro aspirante el candidato socialdemócrata Aécio Neves, que quedó segundo
 Sin embargo, como ninguno de los candidatos obtuvo el 50 % de los votos, los dos más votados tendrían que disputar una segunda vuelta, prevista para el 26 de octubre, en la que Rousseff, según los sondeos, se impusó a Silva y Neves.Neves será el otro al balotage.

Neves desplaza a Marina Silva del segundo lugar en Brasil

El candidato socialdemócrata se enfrentaría a Rousseff en la segunda vuelta. El socialdemócrata Aécio Neves quedará en segundo lugar en las elecciones  en Brasil y disputará una segunda vuelta el 26 de octubre frente a la presidenta y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff.

La encuesta daban como favorita a Rousseff, realizada por la firma MDA, le atribuye a Rousseff un 40,6% de las intenciones de voto, mientras que sitúa a Neves con un 24% y a la ecologista Marina Silva con un 21,4%.

Se trata del primer sondeo en más de un mes que deja fuera de una eventual segunda vuelta a Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) que, tras haber incluso superado a Rousseff en las encuestas, comenzó a perder apoyos en la recta final de la campaña.
Silva fué solo una "candidata de PAPEL" creada por los medios de la DERECHA y al llegar el momento de las verdad simplemente se desinfó.

En relación a un sondeo publicado por MDA el pasado lunes, la intención de voto por Rousseff se ha mantenido estable, mientras que el respaldo a Neves ha subido cuatro puntos porcentuales y el que se le atribuye a Silva ha perdido tres enteros.
 
Será necesaria  una segunda vuelta, necesaria ya que  ninguno de los candidatos supera el 50% de los votos, Rousseff vencería tanto a Neves como a Silva -- ya descartada--. En el primer supuesto, la actual presidenta sería reelegida con un 47,6%, frente al 37,9% que obtendría la ecologista.

Si la segunda vuelta fuera contra Neves, Rousseff ganaría con un 46%, mientras que el candidato socialdemócrata tendría el apoyo del 40,8% de los electores.

MDA indicó que la encuesta tiene un margen de error de 2,2 puntos porcentuales y que fue realizada entre los pasados jueves y viernes, período en que fueron entrevistados 2.002 electores de todas las regiones del país.

Ganó Rousseff, pero habrá balotage en Brasil


La candidata presidencial oficialista Dilma Rousseff encabeza el escrutinio de las elecciones de ayer en Brasil con 46,60% de los votos con 97,64% contabilizados, según datos oficiales. La segunda vuelta se hará el 31 de octubre.

El escrutinio mostró una votación de 32,74% para el candidato socialdemócrata José Serra (PSDB-centroizquierda), y una votación mayor a la prevista de la ambientalista Marina Silva, que daba la sorpresa con 19,51% de los votos.

El primer sondeo a boca de urna daba a Rousseff 51% de los votos, pero el margen de error de 2% no permitía determinar si la elección sería dirimida.

El resultado de Silva explica el registro peor de lo esperado de Rousseff, candidata del Partido de los Trabajadores (PT-izquierda).

El politólogo Carlos Alberto de Melo estimó que el escenario de una segunda vuelta está confirmado. La gran diferencia entre la votación a Rousseff y lo que preveían los sondeos antes de los comicios se debe a que "no se contaba con la votación a Marina Silva".

"Creo que se trata un poco de voto de protesta de un sector del electorado que no se convencía con Dilma (Rousseff) ni con (José) Serra. (...) Y finalmente acababa votando a Marina tal vez para ganar tiempo y forzar un segundo turno", explicó de Melo, profesor del Instituto de Enseñanza e Investigaciones Insper, un centro de análisis independiente de San Pablo.

Para ser declarada vencedora en primera vuelta, Rousseff debía conseguir el 50% de los votos válidos (todos menos los nulos y en blanco) más uno.

Como ningún candidato consiguió esa cifra, los dos primeros disputarán un balotaje el 31 de octubre. En total, más de 135 millones de personas participaron en los comicios. Además del presidente, los brasileños votaron para elegir a los gobernadores de los 26 Estados y el Distrito Federal, 54 de los 81 senadores y a los 513 miembros de la Cámara de Diputados, así como los diputados de las asambleas legislativas estatales.

La votación transcurrió con tranquilidad, salvo incidentes aislados de compra de votos, transporte ilegal de electores y realización de encuestas en boca de urna no autorizadas, según el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Cerca de 650 personas fueron detenidas. De ellas 43 candidatos, ayer durante las elecciones brasileñas, por hacer campaña o practicar ilícitos electorales como intentar comprar el voto de electores, informó el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Ricardo Lewandowski, al terminar la votación.

Los detenidos fueron acusados de transportar ilegalmente electores, compra de votos y, principalmente, pedir el voto ante los colegios electorales.

El ministerio de Defensa informó que 10.000 soldados apoyaron la elección con acciones de transporte y seguridad, en especial en áreas remotas. Junto a ellos, 7.711 policías federales colaboraron con los cuerpos de seguridad estatales para garantizar una jornada tranquila.

Rousseff votó por la mañana en la escuela Santos Dumont en la ciudad sureña de Porto Alegre, vestida de rojo y acompañada del candidato del PT a gobernador de Río Grande do Sul, Tarso Genro.

"Combatí el buen combate y quien hace eso sale fortalecido", dijo Dilma a periodistas antes de votar. "Hoy es un día de agradecimiento porque tenemos grandes opciones de vencer en el primer turno en Río Grande do Sul y en Brasil". Lula votó poco después en Sao Bernardo do Campo, en la periferia industrial de San Pablo, donde tiene su residencia particular y donde fundó el PT. Por primera vez, admitió la posibilidad de que la elección se defina en un segundo turno.

"La elección tiene dos turnos y yo no gané ninguna (2002 y 2006) en el primer turno. Sólo va a demorar 30 días más, no es fácil obtener 50% de los votos", declaró Lula, quien hizo campaña por Rousseff en forma intensa.

Después de votar, Serra se mostró confiado en sus posibilidades de disputar el segundo turno con la candidata oficialista.

"Si Dios quiere, iremos a un segundo turno por el bien de Brasil", declaró Serra tras sufragar en San Pablo.



Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!
 
Sígueme en Twitter

Sígueme en FaceBook



Lecturas Relacionadas

 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada