miércoles, 15 de octubre de 2014

Neves fustigó a Rousseff por la economía y corrupción


El líder opositor Aécio Neves aprovechó el primero de cuatros debates de televisión para fustigar al Gobierno por la crisis económica y la corrupción
 
 
El senador socialdemócrata recordó en varias intervenciones en el debate organizado por el canal de televisión Bandeirantes que la inflación está por encima de la meta tolerada por el Banco Central, la economía en fuerte desaceleración y el Gobierno contra las cuerdas por un escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, mayor empresa del país

El líder opositor Aécio Neves, que se disputará la Presidencia brasileña en una segunda vuelta con la actual jefe de Estado, Dilma Rousseff, aprovechó el primero de cuatros debates de televisión acordados entre ambos candidatos para fustigar al Gobierno por la crisis económica y la corrupción.

"Ustedes fracasaron en la conducción de la política económica. La herencia del próximo presidente que asuma será pésima", criticó el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), segundo candidato más votado en la primera vuelta de las presidenciales, con el 33,55 % de los sufragios, frente al 41,59 % obtenido por la candidata a la reelección.

De acuerdo con el líder opositor, el presidente que los brasileños elegirán el 26 de octubre en segunda vuelta tendrá que hacer frente a un país en que la inflación está fuera de control, la economía en recesión y los empresarios e inversores sin confianza para invertir.

Neves recordó que la inflación acumulada en los últimos doce meses hasta septiembre se ubicó en el 6,75 %, por lo que superó el techo máximo tolerado por el Gobierno (7,50 %), y que la economía, tras acumular dos trimestres consecutivos de retracción, se encuentra técnicamente en recesión.

Rousseff, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), dijo que, en sus tres primeros años de gestión, consiguió mantener la inflación dentro de la meta establecida y atribuyó el repunte de los precios en los últimos meses a un problema "pasajero".

"Es claro que cuando hay un choque de oferta por problemas del clima, hay una presión sobre la inflación. Pero eso es pasajero y la inflación volverá a la meta. Estoy segura que la inflación estará dentro de lo previsto al final del año", afirmó.

Sobre las dificultades económicas, la jefe de Estado dijo que, pese a la crisis internacional de 2008, el Gobierno consiguió mantener el empleo y la renta de los trabajadores, y recordó que Brasil fue uno de los pocos países del mundo que consiguió reducir el desempleo en medio de las turbulencias mundiales.

Añadió que, por el contrario, cuando el presidente Fernando Henrique Cardoso, correligionario y padrino político de Neves, tuvo que enfrentar una crisis económica internacional, el desempleo alcanzó niveles récords.

"Nosotros mantuvimos el empleo y los salario, y continuamos invirtiendo, durante la crisis. A ustedes, en cambio, les gusta cortar. Cortaron los empleos y los salarios. En 2002 Brasil tenía un récord de 11,4 millones de desempleados", dijo la mandataria.

"Retire los ojos del retrovisor. Vamos a hablar del futuro. Vamos a hablar de un Brasil que puede crecer. No es razonable que seamos el último país en crecimiento en América Latina al lado de Venezuela. El crecimiento de este año es nada. Su Gobierno perdió confianza y capacidad de atraer inversiones", respondió Neves.

Lecturas Relacionadas







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada