viernes, 24 de octubre de 2014

I know what you did last summer

Sé lo que hicisteis el último verano: ocho cifras que te ayudarán a entender qué ocurrió en el mercado de trabajo en julio y septiembre.

Entre julio y septiembre --verano hemisferio norte-- la ocupación ha aumentó en 151.000 personas respecto al segundo, hasta un total de 17.504.000. y el número de parados bajó en 195.200 personas, hasta los 5,4 millones, con lo que la tasa de paro se sitúa en el 23,67%. ¿qué ha ocurrido en esta época del año? verano es un buen momento para encontrar empleo, sobre todo en la hostelería. además  con la fuerte crisis el perfil sociológico de los demandantes de trabajo ha cambiado mucho: padres e hijos se pelean por el mismo puesto de trabajo. otro dato característico es que más de 150.000 estudiantes decidieron aprovechar el parón estival para buscar trabajo.

1.- un buen verano para encontrar un empleo. el verano de 2014 se saldó con 151.000 ocupados más, unas cifras que no se veían desde los años de vino y rosas, desde 2007 en concreto. alrededor de una tercera parte de ellos tienen bastantes opciones de conservar su puesto de trabajo, ya que según el ine un tercio del empleo creado no tiene carácter estacional, sino directamente estructural.

2.- padres e hijos se pelean por los mismos puestos de trabajo. la extensión de la plaga del paro ha variado significativamente el perfil sociológico de los que demandan esos llamados empleos de temporada. si antes de la crisis el verano servía para que los jóvenes tuvieran sus primeros escarceos con el mercado laboral o para que parados de larga duración consiguieran una colocación, ahora son los cabezas de familia, padres o madres, los que persiguen en verano un salvador puesto de trabajo. un dato esclarecedor. del total de empleos creados en el tercer trimestre de 2007 apenas un 21% fue ocupado por una persona de referencia en su hogar, este año los cabezas de familia coparon el 43% del nuevo empleo estival.

3.- cerca de 10.000 hogares se sacuden el fantasma del paro. la tendencia anterior ha servido para que durante el verano de 2014 se reduzcan en 9.500 el número de hogares españoles en que todos sus miembros están en paro. el alivio desde el punto de vista sociológico ha sido mínimo. todavía hay 6,78 millones de hogares en los que ninguno de sus miembros trabaja, la mayoría de ellos hogares de jubilados, hay que decirlo.

4.- los jóvenes aparcan los libros…y se ponen a buscar un empleo. el verano pasado más de 150.000 estudiantes decidieron aprovechar el parón estival para buscar trabajo. lo sabemos porque antes estaban inactivos, es decir, no buscaban activamente un empleo, y empezaron a hacerlo durante el tercer trimestre del año. al menos, 46.500 chavales menores de 24 años tuvieron éxito y encontraron una colocación durante el periodo.

5.- los jóvenes se curten empezando desde abajo. la situación del mercado laboral no permite grandes alegrías. según la epa, 173.900 jóvenes menores de 24 años trabajaron durante el periodo estival en empleos inferiores a su cualificación. la situación afecta a uno de cada cinco ocupados menores de 24 años.

6.- la hostelería, la ocupación veraniega por excelencia. dos de cada tres nuevos ocupados encontraron acomodo en el sector de la hostelería, ya sea en el servicio de atención de hoteles u otros servicios de alojamiento o en bares, cafeterías, restaurantes y otro tipo de establecimientos. una de claves del buen dato de empleo del tercer trimestre de este año ha estado en la hostelería que ha generado 104.500 nuevos puestos de trabajo, el doble que en el mismo periodo de otros años de la crisis.

7.- los emprendedores son para el verano. uno de los datos más sorprendentes de este verano ha sido la espectacular creación de empleo por cuenta propia. nada menos que 58.500 personas se han puesto por su cuenta aprovechando el tirón de actividad de la temporada estival. para la profesora de esade, Ángels valls, el dato no es todo lo positivo que debiera. en primer lugar, porque se trata de un emprendimiento de oportunidad, que no crea un proyecto empresarial sino que simplemente persigue una ocupación puntual; en segundo lugar, porque conduce a sospechar que se han podido cubrir puestos de empleo asalariado con la contratación de trabajadores por cuenta propia, es decir, por la vía del fraude.

8.- un millón de residentes encontraron un empleo recientemente. con el asterisco de la precariedad y la temporalidad -- no faltaba mas--, lo cierto es que al calor del verano y de la campaña turística 1.173.800 españoles encontraron un puesto de trabajo en los tres meses anteriores a que los investigadores de estadística les preguntaran. semejante flujo de entrada en el mercado laboral no se veía en los últimos tres años, desde el amago de recuperación de finales de 2010, principios de 2011.

Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!
 
Sígueme en Twitter

Sígueme en FaceBook

Lecturas Relacionadas

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada