lunes, 13 de octubre de 2014

Consume Frutas y prevén la aparición del cáncer


Las frutas se caracterizan por aportar vitaminas, entre ellas las Vitaminas A y C, sirviendo la primera como antioxidante y la segunda como agente reductor y necesario para para la síntesis de fibras de colágeno, protege al organismo del daño causado por los radicales libres y contiene algunos minerales importantes para el buen funcionamiento corporal. adicionalmente incorporar frutas a nustra diaria alimentación nos permite obtener beneficios en la prevención del cáncer.
Combatir el sobre peso y la obesidad incentivando el consumo de frutas y hortalizas es el objetivo de algunas dietas.


Preguntas comunes sobre la alimentación y el cáncer

Debido a que las personas tienen interés en conocer los posibles vínculos que hay entre los alimentos específicos, nutrientes o factores del estilo de vida, y los tipos de cáncer específicos, las investigaciones sobre las conductas sanas y el riesgo de cáncer a menudo son reportados en los medios. Sin embargo, ningún estudio tiene la última palabra en cuanto a algún tema en particular, y las noticias individuales pueden enfatizar demasiado en lo que aparenta ser resultados conflictivos. En los noticiarios breves, los reporteros no siempre pueden presentar en contexto los hallazgos de las investigaciones. Por lo tanto, raras veces, si es que alguna, se aconseja cambiar los hábitos alimentarios o los niveles de actividad física tomando como base sólo un estudio o una noticia. Las siguientes preguntas y respuestas hacen referencia a las inquietudes comunes en cuanto a la alimentación y la actividad física con respecto al cáncer.

Betacaroteno


¿Reduce el betacaroteno el riesgo de cáncer? El betacaroteno pertenece a un grupo de antioxidantes llamado carotenoides, el cual es responsable de dar a una parte de las plantas (incluyendo frutas y verduras) su color naranja intenso. En el cuerpo, el betacaroteno es convertido en vitamina A, la cual se considera útil en la prevención del cáncer. Debido a que el consumo de frutas y verduras se ha asociado con una reducción del riesgo de cáncer, resultaba lógico pensar que tomar grandes cantidades de complementos con betacaroteno podría reducir este riesgo. Sin embargo, los resultados de varios estudios a gran escala indican que éste no es el caso. En dos de los estudios en los que se dio a las personas altas dosis de complementos de betacaroteno para tratar de prevenir el cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer entre los fumadores, se encontró que los complementos aumentaron el riesgo de cáncer de pulmón, y un tercer estudio no encontró beneficio ni daño como consecuencia del uso de estos complementos. Consumir frutas y verduras que contengan betacaroteno puede ser beneficioso, pero las altas dosis de complementos de betacaroteno deben evitarse, especialmente por los fumadores.

Fibra. ¿Qué es la fibra en los alimentos y puede ésta reducir el riesgo de cáncer? 

La fibra en los alimentos incluye una variedad de carbohidratos vegetales que los humanos no pueden digerir. Algunas buenas fuentes de fibra son las habas (frijoles), las verduras, los granos enteros (integrales) y las frutas. Las categorías específicas de fibras son la "soluble" (como la fibra de la avena, los guisantes, los frijoles o habichuelas y el psilio) y la "insoluble" (como la fibra de trigo, cáscara de las frutas, nueces, semillas y celulosa).
Estudios recientes sugieren que la fibra en los alimentos está relacionada con un menor riesgo para ciertos tipos de cáncer, especialmente el cáncer colorrectal. Pero no hay certeza si la fibra o algún otro componente en los alimentos con un alto contenido de fibra sea responsable de esta asociación. Estos hallazgos son una de las razones por las que la Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comer alimentos con un gran contenido de fibra como granos enteros, frutas y verduras que ayudan a reducir el riesgo de cáncer, pero no recomienda de forma explícita el consumo de los complementos de fibra para este fin.

Frutas y verduras


¿Disminuye el riesgo de cáncer el consumo de frutas y verduras? Sí. La contundencia de la evidencia de que comer frutas y verduras disminuye el riesgo de cáncer se ha debilitado recientemente a medida que más estudios no han encontrado efectos, o que observaron efectos débiles sobre la enfermedad, pero la evidencia general sugiere un poco de reducción del riesgo para varios tipos de cáncer. Esto incluye el cáncer de pulmón, boca, faringe (garganta), laringe (caja sonora de la voz), esófago, estómago, colon y recto.

Los tipos de frutas y verduras que puede que reduzcan el riesgo de ciertos tipos de cáncer pueden variar. No se sabe cuáles de los muchos compuestos en las frutas y verduras son los más propensos a proteger contra el cáncer, así como tampoco las diversas frutas y verduras puede que sean fuentes ricas de distintos fitoquímicos que puede que reduzcan el riesgo de cáncer.

Estudios recientes sugieren que comer más frutas y verduras puede que también ayude a disminuir el riesgo de padecer obesidad, lo cual es propenso a tener un efecto indirecto sobre el riesgo de cáncer. El mejor consejo es comer diariamente por lo menos una cantidad equivalente a 2½ tazas de una gama de frutas y verduras. 


¿Existe alguna diferencia en el valor nutricional entre las frutas y verduras frescas, congeladas y enlatadas? Sí, pero todas las opciones pueden ser buenas. Por lo general se considera que los alimentos frescos son los de mayor valor nutricional (y a menudo, los de mejor sabor también). Sin embargo, los alimentos congelados de hecho pueden ser más nutritivos que los frescos porque a menudo se cosechan cuando están maduros y se congelan rápidamente (los alimentos frescos pueden perder algunos de sus nutrientes en el periodo que transcurre entre la recolección y el consumo).

El enlatar los alimentos probablemente reduce más los nutrientes sensibles al calor y al agua debido a las altas temperaturas necesarias durante el enlatado. Tenga en cuenta que algunas frutas se empacan en almíbar espeso y algunos vegetales enlatados tienen un alto contenido de sodio (sal). Elija sus frutas y verduras en una combinación de diversas formas. 


¿Cómo afecta la cocción el valor nutricional de las verduras? Hervir las verduras, especialmente durante largos periodos, puede eliminar las vitaminas que son solubles en agua. Algunos de los fitoquímicos benéficos potenciales son solubles en grasa, por lo que saltearlos en aceite puede que aumente la disponibilidad de estos compuestos. En general, la cocción puede desprender ciertas paredes celulares vegetales y hacer que los nutrientes y otros fitoquímicos estén más disponibles para su absorción.

Cocinar los alimentos en el horno de microondas o al vapor puede ser la mejor manera de preservar el contenido nutricional de los vegetales. Comer los vegetales en crudo, como en las ensaladas, también conserva su contenido nutricional. Junto con la recomendación general de consumir una amplia gama de verduras, el empleo de distintos métodos de cocción también puede resaltar la disponibilidad de muchos nutrientes y fitoquímicos durante el consumo.


¿Se recomienda extraer el jugo de las frutas y verduras para beberlo? La extracción de jugo puede añadirle variedad a su alimentación y ser una buena manera de consumir frutas y verduras, especialmente si tiene problemas para masticar o tragar. Extraer el jugo también facilita la absorción de algunos de los nutrientes de las frutas y verduras. No obstante, los jugos contienen menos cantidad de fibra y pueden no saciar igual que comer las frutas y verduras enteras. Los jugos de frutas en particular pueden llegar a contribuir un gran número de calorías, particularmente si la persona los bebe en gran cantidad. Busque que los productos comerciales de jugos de frutas y verduras sean de jugo 100% y que sean pasteurizados para la eliminación de las bacterias.

¿Qué señala la OMS ?


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ratifica que el consumo regular de las frutas previene, además del sobrepeso y la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer de colon. Igualmente señala la OMS que la lucha contra el cáncer consiste en, exactamente, modificar la alimentación, ya que existe un nexo entre sobrepeso y la obesidad y muchos tipos de cáncer como el cáncer de esófago, de recto, de mama, endometrio y riñón.

Nueve Frutas del Trópico para tu Salud.


Las frutas tropicales que se producen en las asoleadas tierras Venezuela como el mango, la piña, el melón, la guanábana, la patilla, la guayaba, la papaya, la mandarina --magdalena--, y naranja, gracias a sus antioxidantes y fibras, tienen un efecto de protección para el organismo que ayuda a evitar el cáncer.
Cuando las excluimos de nuestros hábitos alimenticios y por el contrario hacemos un consumo excesivo de carnes rojas, frituras --grasas oxidadas--  y comidas rápidas -- comida chatarra--, se corre mayor riesgo, por ejemplo de contraer cáncer colonrectal.


¿Cómo comer en forma saludable?


En consecuencia es esencial preparar nuestras comidas de forma saludable, asegurando la inclusión de hortalizas, frutas y verduras, consumiéndolas en trozos enteros y sin cocinar, por ejemplo la naranja va mejor si viene con su fibra en vez de solo jugo. Así  los alimentos naturales te mantienen sano.


Puedes COMPARTIR esta entrada en tus redes sociales: Twitter; Facebook; Google+
Con solo presionar un botón. ¡gracias por compartir!
 
Sígueme en Twitter

Sígueme en FaceBook



Lecturas Relacionadas

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada