domingo, 11 de mayo de 2014

Cultivos Protegidos: insumos e instalación

 Con motivo de celebrarse el año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF 2014) decretado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, por sus siglas en inglés (FAO), el Gobierno Bolivariano a través de la Fundación de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agraria (Ciara) ente adscrito del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras ha desarrollado proyectos agrícolas que incluyen la construcción de Casas de Cultivos Protegidos que se encuentran en manos del poder popular a fin poder garantizar a la población la producción de hortalizas y vegetales.

¿Qué son los Cultivos Proegidos?


Cultivos Protegidos, esta es una de las técnicas más modernas que se utilizan actualmente en la producción agrícola. La ventaja del sistema de invernadero sobre el método tradicional a cielo abierto, es que bajo invernadero, se establece una barrera entre el medio ambiente externo y el cultivo. 
Esta barrera limita un microclima que permite proteger el cultivo del viento, lluvia, plagas, enfermedades, hierbas y animales. Igualmente, esta protección permite al agricultor controlar la temperatura, la cantidad de luz y aplicar efectivamente control químico y biológico para proteger el cultivo.


Cultivos Protegidos en Venezuela.


En el Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda de Gramovén, ubicado en la parroquia Sucre, se realiza la construcción de una casa de cultivo protegido.
Rubén Darío Álvarez, técnico de campo de la Fundación Ciara y encargado de la construcción, explicó que el proyecto se realiza a través de un Convenio Cuba- Venezuela, el cual se dispone de un terreno con 800 metros cuadrados que serán destinados al cultivo de tomates y pimentón.
Álvarez, indicó que “la Casa de Cultivo Protegido tendrá capacidad para sembrar 2 mil 100 a 2 mil 200 plantas de pimentón y tomate. Se tiene planteado iniciar con un ciclo de siembra de tomate, porque a mediados de año escasea este rubro, lo que genera un incremento en los precios y con estas actividades contrarrestamos esa situación”.
Asimismo, resaltó que cada casa de cultivo debe garantizar por lo menos 6 mil kilos por cosecha, lo que generará un promedio de 6 toneladas de productos.
Por otra parte, en el sector El Naranjal de la parroquia Mamera, ya está en funcionamiento otra de las casa de cultivo protegido ubicada en la base agroproductiva socialista María Inés, la cual producirá 6 mil 500 kilos de tomates para fomentar el cultivo urbano, a fin de satisfacer las necesidades de la población en el requerimiento de esta hortaliza.
Aura Mendoza, brigadista del Ciara y miembro del comité de alimentación de la comunidad de El Naranjal, señaló que “en esta casa de cultivo tenemos 2 mil 250 plantas de tomates río grande y cada planta da una cosecha de 6 kilos para una producción de 6.500 toneladas, esta cosecha que vamos a tener en tres meses serán distribuidas para la venta en las diferentes ferias socialistas, esto es un producto sano, libre de tóxico y soberano”.
También existen cuantiosas iniciaticvas de cultivos protegidosd de índole particular o privado.

Quinto Objetivo del Plan de la Patria. El legado del Comandante Chávez.


La señora Luisana Galvis, quien labora en el Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda, indicó que con estas acciones se cumple con el quinto Objetivo del Plan de la Patria, que insta a contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.
“El Comandante Supremo Hugo Chávez quería que nosotros fuéramos un pueblo productivo, capaz de crear estos cultivos. Estamos siguiendo su legado. Él soñó con esto y hoy queremos hacer su sueño realidad”, refirió la también técnica en agricultura.
Galvis, afirmó que en el núcleo ya existe, desde hace casi dos años, el Cultivo a Cielo Abierto Hugo Chávez, donde se distribuyen diferentes rubros entre hortalizas, verduras y frutas a precios accesibles a la comunidad.  “Ahora tenemos que capacitarnos sobre cómo debemos atender un cultivo protegido, queremos hacerlo bien y demostraremos que sí podemos”, señaló.
Finalmente los cultivos protegidos son tecnologías agrarias modernas y promisorias que permiten extender los calendarios de cosecha de las hortalizas tradicionales, y aseguran su suministro fresco a la población. En nuestro país gracias al convenio Cuba-Venezuela, el gobierno Bolivariano ha desarrollado estas políticas agrarias desde hace más de dos años, lo que ha generado la construcción de cerca de 700 casas de cultivo instaladas por todo el territorio nacional. 

The Institute of Food and Agricultural Sciences (IFAS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada