viernes, 2 de mayo de 2014

El Fascismo: Renace un Monstruo

"El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra"
                                                                                                              -- Dicho popular

En el colmo del esperpento, tuvimos hace tan sólo unos días a la más rancia burguesía llamando a la movilización el 1 de Mayo. Sin embargo, si bien es un guión repetido, tampoco debe ser menospreciado, puesto que todavía consigue engañar y hacer daño en alguna medida, en especial si puede aprovecharse de muchas fallas; de prácticas que están dañando seriamente a los trabajadores.


El NeoFascismo.

El fascismo buscó por todos los medios contrarrestar la movilización de la izquierda que tanto se había desarrollado al calor del triunfo de la revolución soviética. Para hacerlo, trató de crear su propio movimiento de masas y, si bien, como también señala el profesor Britto, su base social era evidentemente la burguesía y una parte de la clase media acomodada, el fascismo intentó recabar el apoyo de una parte de los trabajadores más humildes. Por ello es que de modo absoutamente intencionado, planificado, manejó los símbolos de la izquierda transformadora y del pueblo trabajador; por ese motivo es que el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP, por sus siglas en ese idioma) utilizó el rojo bolchevique para su bandera. Por poner otro ejemplo, en la versión española del fascismo, la Falange Española eligió como uniforme la camisa azul, que copiaba tanto en color como en forma el uniforme de trabajo de los obreros.

En ambos casos, además, existieron grupos de choque que llegaron a creer realmente la retórica obrerista y que hasta manejaba términos de izquierdas y, por supuesto, también en ambos casos, una vez que los dirigenttes fascistas llegaron al poder, éstos fueron convenientemente depurados. El episodio más conocido fue la llamada “noche de los cuchillos largos”, en la que las SA fueron acabadas por las SS. Todo quedaba claro: una cosa era utilizar retórica de izquierdas y otra muy diferente que algunos militantes llegasen a crer que las proclamas acerca de la transformación social tendrían algún contenido real. Eso no se podía permitir.


El Fascismo En Su cuna: EUROPA.


1.- Hollywood representa el fascismo como pandilla de malencarados en uniforme que agitan estandartes y gritan órdenes. La realidad es más perversa. Según Franz Leopold Neuman en Behemoth: The Structure & Practice of National Socialism, 1933-1944, el fascismo es la complicidad absoluta entre el gran capital y el Estado. Donde los intereses del gran capital pasan a ser los de la política, anda cerca el fascismo. No es casual que surja como respuesta a la Revolución comunista de la Unión Soviética. 
2.- El fascismo niega la lucha de clases, pero es el brazo armado del capital en ella. Aterroriza a la baja clase media y la marginalidad con el pavor a la crisis económica, a la izquierda y la proletarización y las enrola como paramilitares para reducir por la fuerza bruta a socialistas, sindicalistas, obreros y movimientos sociales. Mussolini fue subvencionado por la fábrica de armas Ansaldo y el Servicio Secreto inglés; Hitler financiado por las industrias armamentistas del Ruhr; Franco, apoyado por terratenientes e industriales, Pinochet por Estados Unidos y la oligarquía chilena.

3.- El fascismo convoca a las masas, pero es elitista. Corteja y sirve a las aristocracias, sus dirigencias vienen de las clases altas e instauran sistemas jerárquicos y autoritarios. Hitler establece el Führer-Prinzip: cada funcionario usa a sus subordinados como le parece para alcanzar la meta, y responde solamente ante el superior. El caudillo falangista responde solo ante Dios y la historia, vale decir, ante nadie.

4.- El fascismo es racista. Hitler postuló la superioridad de la "raza" aria, Mussolini arrasó con libios y abisinios, y planeó el sacrificio de medio millón de eslavos "bárbaros e inferiores" a favor de 50.000 italianos superiores. El fascismo sacrifica a sus fines a los pueblos o culturas que desprecia. Los falangistas tomaron España con tropas moras de Melilla. Albert Speer, el ministro de Industrias de Hitler, alargó la Segunda Guerra Mundial de dos a tres años más con la producción armamentista activada por 3 millones de esclavos de razas "inferiores".

5.- Fascismo y capitalismo tienen rostros aborrecibles que necesitan máscaras. Los fascistas copian consignas y programas revolucionarios. Mussolini se decía socialista, el nazismo usurpó el nombre de socialismo y se proclamaba partido obrero (Arbeiter); en su programa sostenía que no se debía tolerar otra renta que la del trabajo. Por su falta de creatividad, roban los símbolos de movimientos de signo opuesto. Los estandartes rojos comunistas y la cruz gamada, símbolo solar que en Oriente representa la vida y la buena fortuna, fueron confiscados por los nazis para su culto de la muerte.

6.- El fascismo es beato. Los curas apoyaron a los falangistas que salían a matar prójimos y fusilar poetas. El Papa bendijo las tropas que Mussolini mandó a la guerra; nunca denunció las tropelías de Hitler. Franco y Pinochet fueron idolatrados por la Iglesia.

7.- El fascismo es misógino. Para las mujeres, Kirche, Küche, Kinder: iglesia, cocina, niños. Nunca figuró públicamente una compañera al lado de sus líderes; quienes las tuvieron, las escondieron o relegaron minuciosamente. Nunca aceptaron que una mujer ascendiera por propio mérito o iniciativa.

8.- El fascismo es antiintelectual. Todas las vanguardias del siglo pasado fueron progresistas: la relatividad, el expresionismo, el dadaísmo, el surrealismo, el constructivismo, el cubismo, el existencialismo, la nueva figuración. A todas, salvo al futurismo, las trató como "arte degenerado". El fascismo no inventa, recicla. Solo cree en el ayer, un ayer imaginario que nunca existió. El fascismo asesinó a Matteotti, encarceló a Gramsci, fusiló a García Lorca e hizo morir en la cárcel a José Hernández. Pinochet asesinó a Víctor Jara. Cuando oigo hablar de cultura, saco mi pistola, decía Goering. Cuando oigamos hablar de fascismo, saquemos nuestra cultura. 





Kristallnacht.


La noche entre el 9 y 10 de Noviembre de 1938 el Partido Nacional Socialista de  Adolf Hitler comienza una serie de brutales atentados contra todo lo que tenga que ver con los judíos. Por toda Alemania los miembros de Partido nacional Socialista arrasaron comercios y establecimientos judíos así como la quema de sinagogas. Estos miembros pertenecientes a la SS disfrazados de obreros para confundir a la población normal alentaron a ésta para que se uniese en los alborotos pero en realidad más del 80 % de los agitadores eran soldados y oficiales de este Partido Nazi.

En tus búsquedas de empleo, has conocido al fascismo: desprecio a los intelectuales, desde pagos miserables hasta trato inhumano, déspota y descortés, desprecio o quema de libros, gente ignorante pero con poder, el poder que da el dinero. Jamás usan un diccionario o consultan uno, inventan palabras y significados, ellos son quienes mandan y creen poseer la verdad, es decir el dinero, es decir el poder, nada mas importa.

'Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres' Juan 8:32

 
Luis Navarrete, "El Fascismo vanguardia extremista del Capitalismo", fue publicado este martes en la prensa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada