lunes, 26 de agosto de 2013

Snowden, Edward: Las revelaciones que sacuden al Imperio


Apasionante seguir hoy los movimientos de Edward Snowden: huyendo de la orden de extradición solicitada por los Estados Unidos (hace falta tener la cara enormemente dura para, tras haberse probado que tu gobierno ha estado espiando a medio mundo, solicitar la captura de Snowden precisamente por ¡ESPIONAJE!), el fugitivo ha salido de Hong Kong en un vuelo de línea regular hacia Moscú, tras el rechazo de las autoridades de Hong Kong de la orden de extradición por falta de documentación. En este momento se desconoce si permanecerá en Rusia, aunque carece de visado de entrada en el país, o si esperará a salvo en la zona de conexión del aeropuerto para embarcar hacia algún otro país, y el seguimiento es digno de una película, con especulaciones que apuntan a un posible vuelo a Cuba y de ahí a Venezuela, o tal vez desde Moscú a Islandia.

En el camino, Snowden ha ido dejando revelaciones que apuntan a un espionaje sistemático de redes chinas por parte de los Estados Unidos, lo que ha llevado a que algunos periódicos chinos califiquen a los Estados Unidos de “villanos”, y ha logrado la simpatía y apoyo de Wikileaks, una de cuyas personas de confianza acompaña en todo momento a Snowden en su huída. Además, un directivo de Datacell, empresa islandesa que procesa el pago de donaciones a Wikileaks, ha ofrecido a Snowden el uso de su avión privado, y la petición que apoya el perdón a Snowden formulada a la Casa Blanca ya ha alcanzado las cien mil firmas, lo que asegura que deberá ser contestada. Atención al texto de la petición:

    Edward Snowden is a national hero and should be immediately issued a a full, free, and absolute pardon for any crimes he has committed or may have committed related to blowing the whistle on secret NSA surveillance programs.

    (Edward Snowden es un héroe nacional y se debe emitir inmediatamente un perdón completo, libre y absoluto por los delitos que ha cometido o pueda haber cometido relacionado con el hacer sonar la alarma sobre los programas de vigilancia secretos de la NSA.)

Mientras, continúan apareciendo pruebas de hasta qué punto el gobierno norteamericano ha construido un enorme y disfuncional sistema de vigilancia para ciudadanos de su país y de cualquier otro, siguiendo una visión que evoca terriblemente a la policía de la República Democrática Alemana, y funcionando completamente al margen de todo control legal.

En tiempo real, estamos viendo cómo se va evidenciando el distanciamiento entre un gobierno de los Estados Unidos que ha pretendido autoerigirse en “policía universal”, y otra serie de personas, gobiernos e instituciones dispuestos a apoyar a Edward Snowden y a contravenir, intentando no forzar un enfrentamiento diplomático directo, las órdenes de captura solicitadas por dicho gobierno. Pronto, en alguna película. A todos los efectos, Edward Snowden es una persona que ha decidido ser consecuente con sus convicciones éticas y revelar un escándalo que consideraba indigno de su país. El gobierno norteamericano,por contra, es una especia de policía enloquecido que ha roto todas las reglas y controles democráticos para protagonizar el mayor escándalo de espionaje de la historia. Si tienes alguna duda sobre quienes son aquí los buenos y los malos, es que tienes un problema en tu sistema de valores.

A Edward Snowden le ha sido concedido asilo temporal en Rusia durante un año, desde el primerode agosto y acaba de abandonar el aeropuerto de Sheremetyevo acompañado por la activista de WikiLeaks Sarah Harrison.

El día 02/08/2013:  La exitosa red social rusa VK ofrece un puesto de trabajo a Robert Snowden en su equipo de desarrollo.




La Paranoia del Imperio.


La detención e incomunicación durante más de nueve horas en Heathrow de David Miranda, seguida de la confiscación de todos sus aparatos electrónicos en aplicación de las más rígidas medidas antiterroristas eleva aún más si era posible el clima de psicosis colectiva y la alocada carrera hacia la vida en un estado policial en el Reino Unido y en los Estados Unidos. David Miranda es ciudadano brasileño y pareja de Glenn Greenwald, uno de los periodistas a los que Edward Snowden recurrió para filtrar la documentación extraída de la NSA. La paranoia continua con la condena a 35 años de prision para Bardly Manning.

Lecturas Relacionadas



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada