domingo, 27 de abril de 2014

La Tabla Periódica de los Elementos

La transmutación o trasmutación es un término relacionado con la Alquimia, Física y Química que consiste en la conversión de un elemento químico en otro.
El primer científico que logró la transmutación artificial de elementos químicos fue Ernest Rutherford en 1919, mediante el bombardeo de un átomo de nitrógeno con partículas alfa.
Sin embargo, dicho fenómeno aparece en la naturaleza de forma espontánea cuando ciertos elementos químicos e isótopos tienen núcleos inestables. En dichos elementos, se producen fenómenos de radiación (alfa y beta) y de fisión nuclear en donde los elementos van transmutándose en elementos de peso atómico inferior hasta que su núcleo se vuelve estable (normalmente en plomo).
El fenómeno contrario, la transmutación en elementos de mayor peso atómico, se da también a altas temperaturas como las que se registran en el Sol, denominándose a dicho proceso fusión nuclear.



Desde el descubrimiento del átomo se sabe que esto no es posible químicamente. Las reacciones químicas afectan tan sólo a los electrones de la corteza. La transmutación implica la alteración de los núcleos atómicos, lo que es un proceso totalmente diferente. Para cambiar un elemento en otro hay que modificar el número de protones que hay en el núcleo. El plomo tiene 82 electrones y el oro 79. Así que para convertir el plomo en oro debe perder tres electrones. No solo es teóricamente posible, también se ha hecho en la práctica; pero para hacerlo se necesita consumir mucha energía, tanta que el oro resultante es más caro que comprarlo en el mercado. Es decir, es posible, pero no es una fuente económica de conseguirlo.

Estabilidad del átomo.


Como podemos ver la estructura atómica es estable hasta los 82 electrones, debe ser el alcance máximo de las fuerzas del núcleo atómico, de allí en adelante los elementos son inestables. A partir del número de orden 86, todos los núcleos atómicos son inestables y los elementos correspondientes, radiactivos.
Similar ocurre con  el Cero Grados Kelvin donde la materia se vuelve como cristal.
El estudio de la radiactividad de los minerales de uranio no sólo permitió descubrir nuevos tipos de luz desconocidos (los rayos gamma), sino que configuró nuestras ideas sobre la materia. En efecto, los átomos ya nunca mas iban a ser algo inamovible, sino que son un invento poco estable de la Naturaleza. Se destruyen y se transforman en otros. Irónicamente, el trabajo de Marie Curie trajo de nuevo a la actualidad la transmutación de los elementos que tanto preocupó a los alquimistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada