viernes, 18 de abril de 2014

Huerto de Plantas Aromáticas

Montar un Huerto de Plantas Aromáticas.

Se ha dicho ya por activa y por pasiva: plantar aromáticas en casa es bueno para vuestros platos (porque ganarán en sabor al tener maravillosas hierbas frescas al alcance de la mano) y para vuestra Economía, porque no tendréis que pagar por un puñado de menta, perejil, ajo o cilantro cada vez que queráis hacer un ceviche o un tabulé, del que seguramente no vais a usar ni una cuarta parte. Y no hace falta tener un huerto urbano ni una gran terraza para ponerse en faena, con unas simples jardineras en la ventana podéis tener las 6 u 8 plantas a las que deis más uso. Además, abril es un mes ideal para plantar aromáticas, así que aprovechad para darles un uso a esas macetas que todos los pisos tienen muertas de risa en el balcón, comprad bolas de arcilla, un buen sustrato y semillas o plantas pequeñas y dedicad una tarde a la jardinería. Aunque eso va a gustos, las plantas que yo tendría en mi propio huerto –ahora mismo en proceso– serían romero, tomillo, menta, albahaca de hoja pequeña y grande, tomillo limón, cilantro, perejil y un par de chiles.

Una tomatera y una planta de fresas tampoco están de más, y no necesitan mucha superfície para dar frutos. 
Jardieneria-691-plantaciones-para-huerto-urbano-xl-668x400x80xXUn buen sistema para aprovechar el espacio. / HOGAR ÚTIL
 
 
 
 
 

Ocho Recomendaciones Esenciales.

No es solo que se come, sino cómo.

 
1. En la mesa, solo comer.
Conéctese con el presente y relgálese un momento para reflexionar y vincularse con sus emociones. Así aprenderá a tomar conciencia de las sensaciones del cuerpo antes de ingerir los alimentos. ¿Siente verdadera hambre física? Si la respuesta es no, y logra captar lo que le empuja a comer, alguna emocion, ansiedad, entonces es mejor no comer y tomar solo un vaso de agua lentamente. En las mesas se ha instaurado el mal hábilto de hablar de temas que solo desunen a la familia e ignoran los problemas de sus miembros, evite estas conversaciones a toda costa.  El ¿Cómo te fue en: la Universiad, el trabajo, la entrevista? son preguntas que denotan que te interesas por tu familiar.
2. Involucrar los sentidos.
Antes de comenzar a comer se debe despertar e involucrar todos los sentidos presentes en el alimento. Percibir el aroma, reconocer colores, texturas a cada bocado. Preste atención a las sensaciones al sujetar la comida con el cubierto, al llevarsela a la boca.
 
3. Servir raciones moderadas.
Masticar lentamente, así se reduce la velocidad del proceso, reconoce la saciedad, se disfruta plenamente los sabores y se ensaliba mejor el bolo alimenticio.
4. No saltarse las comidas.
Si se deja pasar alguna de ellas, el hambre acumulada no permite tomar decisiones conscientes. No comer durante todo el día a cualesquiera hora.
5. Cocinar y cultuvar.
Volver a conestarse con la providencia de lo que se come, este es un elemento clave para tomar decisiones saludables.
6. Practicar.
Si le cuesta inicialmente sea paciente e insista, la práctca hace al maestro.
7. Realizar ejercicio a diario.
El ejercicio diario ayuda a relajar la mente.
8. Dormir lo suficiente.
Un sueño reparador redice los niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés y la ansiedad.
 

AMAZON BUY


Saborear: Mindfulness para comer y vivir bién by Lilian Cheung  

Mi Cocina a La Manera de Caracas by Scannone 2010
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada