jueves, 3 de abril de 2014

Salud: Esteatosis Hepática. Tratamientos

¿Qué es La Esteatosis Hepática?

La Esteatosis Hepática (EH), también conocida como hígado graso, es una acumulación de grasas en las células del hígado.
La EH es una enfermedad crónica y progresiva del hígado, con un amplio espectro que va desde esteatosis; sin evidencia bioquímica o histológica de inflamación, hasta la actividad necroinflamatoria con o sin fibrosis (esteatohepatitis).

 

Etiología (Causas y factores de riesgo).


El hígado graso suele aparecer a causa de alcoholismo o una ingesta elevada de grasas.

La acumulación de triacilglicéridos en unas u otras zonas del lobulillo hepático dependerá de la causa: en la congestión hepática (que genera isquemia) los triglicéridos se acumulan preferentemente en el centro del lobulillo (esteatosis centrolobulillar) tal y como ocurre en la insuficiencia cardíaca, alcoholismo, etc.

La esteatosis perilobulillar es producida tras períodos prolongados de ayuno. Si estos procesos se acompañan de hepatitis (esteatohepatitis) se acaba produciendo necrosis que desembocará en fibrosis hepática.

Manifestaciones clínicas (signos y síntomas)


Los síntomas del hígado graso suelen ser fatiga crónica, dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general y sensación de pesadez después de las comidas aunque también es cierto que hay muchos pacientes sin ningún síntoma.

Se produce hepatomegalia y el hígado adopta un aspecto moteado y blando. Al microscopio óptico se observa como los hepatocitos muestran gotas lipídicas que pueden ser de gran tamaño y existir pocas (célula en anillo de sello, más característico de situaciones crónicas) o ser pequeñas y abundantes (célula espumosa, más típico de situaciones agudas).

Esteatosis Hepática: para tratar el hígado graso (o FLD en inglés) es necesario modificar de forma importante tu alimentación y hábitos con el fin de reducir la ingesta de grasa y fomentar una rutina mucho más saludable.

El hígado graso se considera una enfermedad silenciosa, ya que, en la mayoría de las personas que lo sufren no presentan síntomas evidentes.  Sin embargo, otras personas pueden sentir una ligera sensación de presión o dolor en la zona superior derecha del abdomen, fatiga crónica o pesadez después de las comidas.

Esteatosis Hepática. Diagnóstico.

Para diagnosticarlo, se debe realizar un análisis de sangre cuyos resultados confirmen la existencia de un alto índice de transaminasas (unas enzimas presentes en el hígado) y también un aumento de los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos. Una biopsia hepática y una ecografía de contraste podrían constituir las pruebas definitivas de su presencia.

Tratamiento, Esteatosis Hepática.

 
Este tratamiento consta de un programa ordenado de consumo en 3 fases de 33 días + 1 dosis cada una, siendo un proceso total de 100 días.

 Primera fase: ( DETOXIFICACION Y DESINTOXICACION ).
 Se estimulara la síntesis de proteínas en la célula hepática a su vez esta sería el responsable de la depuración y regeneración de células en el hígado mejorando no solo la estructura sino también la fisiología del mismo eliminando el problema de acumulación de grasa en los conductos intrahepaticos y parte externa del hígado.

En la segunda fase ( REGENERACION Y ANTIOXIDACION ).
 Actuara en la llamada enzima lipoxygenasa, que cataliza la reacción para la formación de grasas oxidadas poli-insaturadas que dañan al hígado, por ese motivo esta segunda etapa aumentando los niveles de glutatión en la célula hepática. El glutatión es un antioxidante natural intracelular, muy importante para evitar mutaciones del DNA y RNA, este ayudara en la regeneración de la estructura hepática y PROTEGERA al hígado para evitar y superar la fibrosis y cirrosis. 

En la tercera fase ( ESTIMULACION ENZIMATICA).
 El tratamiento aumenta la enzima Súper óxido dismutasa. Esta enzima en conjunto con la enzima Glutatión per oxidasa son fundamentales en la regeneración y estimulación enzimática de la célula hepática. Este programa viene acompañado de manera adjunta y paralela con un régimen dietética hipocalórico e hipo graso elaborado en base a las características del paciente (estatura, peso, edad y enfermedades paralelas subyacentes al problema de hígado graso) A su vez el programa posee un sistema de monitoreo y control vía telefónica donde se brindara al paciente soporte médico y asesoría constante durante todo el proceso del tratamiento, para contestar sus dudas y proveer variación de la dieta conforme vaya avanzando el tratamiento y evolucionando el paciente. Al culminar dicho proceso usted podrá apreciar no solo una recuperación total del hígado sino también una total mejora en su salud digestiva y calidad de vida.


Esteatosis Hepática. Alimentos.


El cardo mariano ( Silybum marianum )  es una de las plantas más usadas para ayudar al tratamiento del hígado graso. Sus hojas secas sirven para realizar una infusión que ayuda a mejorar las funciones hepáticas protegiendo el hígado, pero además las tiendas naturales ofrecen este producto en cápsulas y gotas, haciendo que su ingesta sea muy sencilla.

La alcachofa( artichoke, Cynara scolymus ) es un vegetal que debes incorporar a tu dieta si tu meta es mejorar tu hígado graso. Este alimento cuenta con pocas calorías, es un excelente diurético pero además ayuda a regular el colesterol y el azúcar en la sangre, beneficiando de forma importante tu salud y disminuyendo la absorción de grasa.

Otra planta excelente para curar el hígado graso ( Esteatosis Hepática ) con remedios caseros es el Diente de León ( Taraxacum officinale ). Este es uno de los depurativos naturales más potentes, ayudando a limpiar el hígado y mejorando la salud hepática. Puede encontrarse con facilidad en cualquier tienda de productos naturales ya que se trata de una de las plantas medicinales más comunes.

Otros alimentos que se pueden incorporar a la dieta y que te ayudarán a curar el hígado graso son los rábanos y la remolacha. Ambos ayudan a desinflamar y depurar el hígado, aportando pocas calorías y resultando además muy nutritivos.

Ingerir Viatamina A,B, Selenio y Vitamina E como suplementos alimenticios en el caso de Esteatosis Hepática es muy recomendado.

Zumo de frutas para depurar el hígado.



Esta receta de jugos depurativos que verás a continuación son especialmente recomendada para limpiar el hígado, liberarlo de toxinas y proveerle las vitaminas necesarias para que se mantenga sano.
Ingredientes:
500 ml de agua hervida que se haya enfriado
6 limones frescos
3 pomelos
4 dientes de ajo
3 cucharadas de aceite de linaza
3 a 4 hojas de menta fresca
3 a 4 pizcas de comino en polvo
Pizcas de raíces de jengibre ralladas
Exprime el jugo de los limones y pomelos. Reserva. En una licuadora, agrega el jengibre rallado, los dientes de ajo y un poco del agua. Licúa generosamente y cuela el jugo obtenido en un recipiente. Mezcla este jugo con el de los limones y pomelos. Combínalos con agua, vierte el aceite de linaza y el comino en polvo y revuelve durante 40-45 segundos. Sirve el jugo en un vaso, adorna con las hojas de menta y bébelo.


Los No comer son: GRASAS, Alcohol y azúcar.

Lea también este documento en PDF


AMAZON BUY

Linaza y Alcachofa

Dr. Clark Liver Cleanase

Lecturas Recomendadas.

Vitaminas, Fresas y Salud

La Linaza y su Salud

Ejercicios: A tu Salud

Ejercicios Fitness


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada