sábado, 31 de octubre de 2015

Guapuruvu: Schizolobium parahyba

El Guapuruvu (Schizolobium parahyba), es un árbol de crecimiento sumamente rápido de la zona intertropical americana. Su nombre científico es Schizolobium parahyba y es originario de las selvas del Brasil. El Guapuruvú es un árbol caducifolio de rápido crecimiento. Familia: Fabaceae. Nombres comunes: Guapiruvu, Garapivu, Guaburuvu, Ficheira, Faveira.

Tiene pequeñas flores zigomórficas, hermafroditas, de color amarillo, que se reúnen en inflorescencias de tipo panícula (de unos treinta centímetros de longitud), las conforman un cáliz tubular persistente (que luego permanecerá adherido al fruto) de color verde y una corola de cinco pétalos amarillos; por su abundante néctar es útil en zonas apícolas para la producción de miel. Los frutos son vainas dehiscentes de unos diez centímetros de largo y contienen una sola semilla (de casi diez milímetros de diámetro) oscura y achatada, que conserva su viabilidad durante tres años; se recolectan sacudiendo las plantas pues de esta manera caen las legumbres sobre el terreno.
 

Schizolobium parahyba. Fotografias

 




 



 



 



 



 





 

 






 

Posee hojas compuestas, bipinnadas (formadas por cerca de diez pares de folíolos opuestos, constituidos a su vez por otros más de diez pares de folíolos), alternas, que pueden llegar a medir hasta un metro y medio de largo.





REPASO: El Guapuruvú,  nombre científico es Schizolobium parahyba, es un árbol caducifolio de rápido crecimiento (en tan sólo pocos años llega a los treinta metros de altura, con un metro de diámetro de tronco, por este motivo se lo emplea para reforestar zonas devastadas);  es originario de Sudamérica (desde el Ecuador a los subtrópicos) y forma parte de su vegetación selvática; lo hallamos entre los seiscientos y los dos mil metros sobre el nivel del mar, donde las precipitaciones anuales estén dentro del rango mil cien a dos mil quinientos milímetros; pertenece a la familia Fabaceae.


 

Siembra un árbol.



A unos le gustan flacos y largos, pero otros los prefieren cortos y anchos. ¿De qué hablamos? De las preferencias a la hora de escoger un árbol para nuestro jardín o patio . Y aunque la variedad es increíble, hay que saber escoger. No sólo el tipo de árbol, si no también el lugar donde vamos a sembrarlo.
Sembrar un árbol parece tarea fácil, y en realidad lo es. Pero más que el proceso de sembrarlo, una de las cosas más importantes es la planificación, sobre todo si vives en una zona urbana.

Acuérdate que este pequeño árbol crecerá, extenderá sus raíces y ramas a través de todo tu jardín, y si no tiene espacio para hacerlo, créeme que él buscará cómo lograr su hazaña.
A muchas personas se les antoja sembrar un árbol luego de un paseo en el parque, o porque vieron su árbol predilecto en casa de una vecina o amiga, o simplemente por que han decidido ayudar al ecosistema.

Cualquiera que sea tu razón para sembrar un árbol: ¡ bienvenido!, es una idea fantástica. Pero aunque me gusta promover la siembra de árboles, es mi responsabilidad decirles que no es una decisión que se debe tomar a la ligera. Por esta razón te daré la información básica que debes considerar antes de sembrar tu árbol.

 Siembra un Araguaney



 

Mensaje para Mis Apreciados Lectores. Suscríbete a mi blog


Mi carrera como Blogger, comienza en el preciso instante en el que tú decides pasear por entre mis posts y yo, me siento especialmente orgulloso de caminar junto a ti.

Suscríbete al Blog para que pueda hacerte llegar los posts publicados en esta Bitácora a tu bandeja de correo. El tesoro más preciado para un Blogger (como yo) es su lista de Suscripciones al Web Site, por lo que me tomo muy en serio el corresponder con trabajo y dedicación, la confianza mostrada por mis suscriptores. El día que te defraude, ¡por favor házmelo saber! ( usa los comentarios ), todo se puede remediar.

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario