martes, 12 de enero de 2016

Articulaciones Sanas por siempre

¿Se pueden tener articulaciones sanas por siempre?

Se considera cosa normal que con el paso de los años nos duelan las articulaciones. Cuando el paciente le cuenta a sus amigos la respuesta que consigue siempre es: bueno, es que los años no pasan en vano, o también: eso es el almanaque.

Sin embargo a todos nos queda la duda sobre si estos cambios se pueden evitar, si es posible tener una vejez sin articulaciones enfermas y adoloridas.

La respuesta a esta pregunta no es simple: si bien el envejecimiento de las articulaciones es una cosa natural y universal, no sólo de los seres humanos, sino también de los animales, también es cierto que el tomar algunas medidas lo pueden retrasar, y hacer más llevadera y satisfactoria la ancianidad.

Con la edad aparece en las articulaciones un problema conocido como artrosis, que consiste en el desgaste de la capa protectora de la articulación llamada el cartílago articular. Los principales  síntomas que la artrosis son dolor y rigidez. También se puede sentir crepitación, es decir, que la articulación cruje.

1. ¿Todas las personas vamos a tener artrosis?

Parece ser que sí, después de los 65 años el 100% de las personas tiene artrosis en una o más articulaciones. Sin embargo no en todas estas personas va a ser tan severa como para provocar síntomas.



2. ¿Qué puede hacer que la artrosis se desarrolle con más severidad?

Varios factores, tales como la herencia, traumatismos severos, el sobrepeso. Se calcula, por ejemplo, que las personas obesas tienen entre 7 y 10 veces más posibilidades de sufrir de artrosis en las rodillas.




3. ¿Entonces la alimentación tiene mucho que ver con el envejecimiento de las articulaciones?

Sí. Tener una alimentación y un peso adecuados prolonga la vida de sus articulaciones y su bienestar general. Por ejemplo, la población de una isla del Japón llamada Okinawa, que se caracteriza por su frugalidad al comer, tiene el record de personas vivas mayores de 90 años, y la mayoría de ellas tiene una vida independiente, con articulaciones sanas.

Estas personas de Okinawa tienen una costumbre llamada Hara Hachi Bu, y es que no comen hasta estar completamente satisfechos, sino que dejan de comer cuando están un 80% llenos.




4. ¿Por qué comer en exceso daña las articulaciones?

Por dos razones: la primera es que las articulaciones de una persona obesa soporta más peso, y va a sufrir mayor desgaste. Esto ocurre especialmente en las rodillas, tobillos y  pies.

La segunda razón es que al metabolizar los alimentos producimos unas sustancias conocidas como radicales libres, que son tóxicas y  que hacen envejecer todos los tejidos del organismo, incluyendo las articulaciones.



5. ¿Y qué papel juega el ejercicio?

El ejercicio tiene un papel muy importante: en primer lugar el ejercicio va a hacer que baje de  peso, y por lo tanto sus articulaciones soporten menos peso, en segundo lugar el movimiento hace que el cartílago articular reciba más nutrición y se acelere su regeneración.

Además existen otras ventajas, las personas ancianas que hacen ejercicio regularmente tienen una mejor coordinación, por lo tanto se caen menos, y tienen huesos más fuertes y más resistentes a las fracturas. Pero hay que recomendar el ejercicio de bajo impacto, sobre todo en personas que ya tienen algún grado de osteoartritis.



6. ¿Es cierto que la glucosamina puede detener el envejecimiento articular?

Diversos estudios confirman alivio del dolor en la Osteoartritis  semejante al producido por los AINES, pero sin sus efectos secundarios.

Parece que también pueden ayudar a reparar el cartílago dañado en la osteoartritis, e incluso modificar el curso de la enfermedad. Yo la  indico a todos los pacientes con  este problema, sólo hay que tener algunas precauciones en los diabéticos y  personas alérgicas a sus componentes.






7. ¿Entonces qué puedo hacer para prevenir los dolores articulares de la vejez?

Mantenga un peso adecuado, y coma sanamente, trate de consumir vegetales y frutas todos los días, practique ejercicio regularmente, si no dispone de tiempo por lo menos camine más y use menos el carro o el transporte colectivo.

Si un dolor se hace persistente acuda al médico, él le puede dar más recomendaciones para su caso en particular.




Alimentos y nutrientes necesarios para las articulaciones



    Dos nuevos casos de rabdomiólisis tras el uso de electroestimulaciónDos nuevos casos de rabdomiólisis tras el uso de electroestimulación
    Lesiones y recaídas ¿A qué esperas para ponerle remedio? Lesiones y recaídas ¿A qué esperas para ponerle remedio?

    Fascitis plantar: causas, prevención y tratamientoFascitis plantar: causas, prevención y tratamiento


En repaso por algunos alimentos que nos ayudan a proteger las almohadillas que se encuentran en las articulaciones. Los cartílagos son una parte blanda que está entre las articulaciones y que permiten que el giro de las mismas se realice con total normalidad evitando el roce entre los huesos que forman la articulación, y por lo tanto el desgaste de los mismos. Por ello es necesario que cuidemos los cartílagos, y la alimentación es una buena manera de conseguirlo.

No solo la alimentación correcta nos ayudará a la hora de conseguir unas articulaciones en perfectas condiciones. Es cierto que a la hora de practicar deporte o de realizar otra serie de actividades debemos tener presente las posturas que vamos a adoptar, evitar forzar una articulación, utilizar calzado cómodo que absorba parte del impacto contra el suelo… Estas medidas son importantes a la hora de conseguir unas articulaciones sanas, pero la alimentación lo es también, y por ello es necesario que reparemos en ella.
Consejos generales

Alimentarnos de manera correcta y equilibrada para mantener un peso correcto es una buena manera de conservar nuestras articulaciones mejor por más tiempo, ya que el sobrepeso es un peligro a la hora de conservar los cartílagos sanos, pues poco a poco se irán desgastando haciendo que padezcamos dolores y podamos llegar a perder gran parte de la masa de los mismos. A esto debemos sumar que saber elegir bien los alimentos adecuados hará que los cartílagos se fortalezcan y así evitemos su deterioro.

Mantener una correcta hidratación en los cartílagos es fundamental, ya que la hidratación permitirá la lubricación de los mismos a la hora de ejecutar los diferentes movimientos que vamos a llevar a cabo. Por ello la ingesta habitual de líquidos es imprescindible. Hidratarnos con asiduidad mejorará el estado de las articulaciones considerablemente.
Nutrientes necesarios

Las proteínas son otra parte importante a tener en cuenta a la hora de fortalecer las articulaciones. Es necesario que sepamos que las proteínas nos aportan aminoácidos necesarios para el organismo. Los aminoácidos se encargan de generar nuevos tejidos y fortalecer los ya existentes. Esto es lo que sucede con los cartílagos o almohadillas que se encuentran en las articulaciones, y es que las proteínas y los aminoácidos que éstas nos aportan nos ayudarán a conseguir fortalecerlos más.

El aporte vitamínico es otro aspecto a tener en cuenta. Concretamente debemos mantener unos buenos niveles de vitamina C, pues ayuda a la hora de sintetizar el colágeno, parte importante de las fibras que componen una articulación. La vitamina A es necesaria para conseguir unos tejidos fuertes y bien formados. La vitamina D reforzará los huesos, ya que es imprescindible para la asimilación del calcio.

El aporte mineral es esencial también a la hora de conseguir unas articulaciones más fuertes, y es que debemos mantener un buen aporte de calcio y fósforo, necesarios a la hora de fortalecer los huesos, así como el magnesio y el flúor, que son dos catalizadores necesarios a la hora de conseguir una mejor fijación del calcio en los huesos, y con ello un fortalecimiento óseo y articular.

Articulaciones Sanas. Alimentos recomendados


Para conseguir unos cartílagos articulares densos y fuertes es necesario consumir alimentos ricos en multipolisacáridos como las manitas de cerdo, la gelatina animal, el codillo, el rabo de buey, los callos, la lengua de buey. Alimentos todos ellos compuestos por gelatinas y colágenos que el organismo aprovechará para las articulaciones. También podemos optar por complementos que nos aportarán estos multipolisacáridos, aunque eso sí, es necesario consultar a nuestro médico para que nos guíe y prescriba lo más adecuado para nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada