lunes, 28 de septiembre de 2015

Gigliola Concepción "Gigi" Zanchetta Pirela

Gigliola  Concepción "Gigi" Zanchetta Pirela nace en Caracas, Venezuela, el 3 de abril de 1966, es una actriz venezolana y de las más polémicas.
 

Gigi Zanchetta (@gigizanchetta) | Twitter





Entrevista a: Gigi Zanchetta


La reconocida actriz no anda en poses. A decir verdad, jamás las tuvo, ni siquiera cuando, tras los primeros balbuceos en telenovelas, parecia engreida al definirse como: "inteligente, talentosa, versátil, esponténea, simpática, cálida, subyugante y sagaz". Viejas notas de prensa --aún las mas escandalosas-- dan cuenta de su discurso coherente que tan solo ha mudado de piel. Hoy menos que nunca Gigi necesita echar mano de fantasmagorías que escolten su caleidoscópica visión del mundo. Se dice aprendiz de los misterios de la vida y principalmente en los caminos que conducen al conocimiento budista. Eso no implica -- como comentaristas de la farándula agazapadas bajo el pseudónimo Chepa Candela supondrían --  que abandone el placer de usar ropa Max Mara, maquillarse con el lujo de Chanel, viajar a Barbados, ir al gimnasio, subir al Ávila forrada de brillantes lycras, mover los pies en la discoteca de moda, degustar una redentora copa de vino y hasta aceptar un atrevido papel en una serie dramática de Venevisión.
Y es que no es pecado , ni extravagancia andar a la  caza de algo de Paz, silencio y equilibrio que solivianten la cacofonía cotidiana. La renombrada New Age -- invento californiano de los años setenta hoy adoptado mundialmente-- está repleta de fórmulas salvadoras que ,  al alcance de la mano como una suerte de supermercado espiritualista, ofrecen un pensamiento alternativo. Entre ese oleaje finisecular hay escuelas terapeúticas ,sistemas de meditación, grupos ocultistas, círculos de crecimiento personal, iglesias, asociaciones culturales, ecologistas, practicantes de la cábala, santeros, parapsicólogos, brujos, hechiceros y chamanes. Al milagroso rosario se añaden versiones de ciertas prácticas milenarias que hasta hace unos años los maestros tibetanos, chinos y japoneses no creian dignas del pragmatismo occidental. Entre ellas el budismo se define como una de las respetadas y sonadas en eso de brindar algo de certidumbre a quienes se sienten porfiados de náufragos  de la realidad.

 Gigi Zanchetta aclara, ante todo, que no es budista, al menos no en el estricto sentido que aportan la experiencia y la adhesión incondicional a un sistema religioso. Ello, sin embargo, no es patraña que la acuse de snob o ignorante. El mismo Buda, se negó siempre a merodear discusiones abstractas o explicativas y formuló para tales fines la parábola de el hombre que fué herido por una flecha, no se la dejaba extraer hasta conocer con exactitud la casta, el nombre y el país de quien lo hiriera. "Proceder así", dijo el sabio Buda, "es correr peligro de muerte; yo enseño a quitar la flecha". Gigi Zanchetta actriz, risueña y sin pretensiones intelectualoides, se limita a recordar dudosa que algún pensador helénico -- Sócrates-- dijo: "sólo sé que no sé nada".





Gigi Zanchetta en el Budismo


La inclinación religiosa de quién fuera un precoz actriz de telenovelas -- empezó en El Show de López y de ahí brincó la telenovela Cristal, en el papel de Beba Ascanio--  no parece ser una artimaña publicitaria para quitarle el polvo al silencio de estos últimos tiempos, en los los  que ha tenido mas resonancia internacional que local. Alos 17 años era muy católica y le pidió a la Virgen de la Chiquinquirá que le permitiera ser alguien en el mundo del espectáculo. Luego a los 18, fué Testigo de Jehová, a los 22 se emperifolló las batolas de Hare Krishna, y mas tarde visitó cuanto tabuco propusiera una verdad. En 1989 declaraba al diario El Nacional de Caracas que: "Dios nos ha dado valores espirituales, hay un yo interior muy importante. Hay que rescatar la nobleza, la humildad, la honestidad". Esas acaloradas palabras no pasaron de ser una simple intentona juvenil demostrativa de una enorme hambruna espritual, hoy sofocada por algunas lecturas -- no demasiadas-- y la diaria practica de ritos personales como encender incienso, saludar al Sol --YOGA--, utilizar los recursos de la aromaterapia y escuchar el relajante cántico de los delfines.
Aquella historia subterránea -- poco diferente a la de tantas inquietas niñas de sociedad-- cambió de tono gracias a unas amigas que por el año 1989 le brindaron "la semilla del budismo". Desde entonces Gigi se hizo mas intuitiva, comenzó a escuchar voces y hacerles caso, convirtiéndose en receptora de lo que Gigi denomina "iluminaciones" . Poco antes de quedar embarazada relata haber recibido 7 rayos de luz que le indicaron que su cuerpo albergaría a un varón que debía llevar por nombre Valentino. Aquel chispazo premonitorio  se materializó, aunque Gigi dudó por segundos sobre su capacidad de enfrentar semejante compromiso sola, hecho que ademas la obligó a rechazar un jugoso contrato con una televisora y la arrimó por dos años a los rigores de una lastimosa precariedad económica. Hoy de Ricardo Valerino relata Gigi: "mi hijo es el centro de mi vida lucho por él y para él".




Gigi Zanchetta en Mongolia.


 
El inicio del camino hacia lo que hoy defiende como una simple filósofia -- pues sigue acudiendo a la Iglesia Romana -- está aun fresco. Tuvo como instante primordia un viaje a Mongolia realizado en ocubre de 1996 a propósito de  la transmisión en ese país de Asia de la telenovela Cara Sucia, donde encarna el personaje de Santa --¿Azar?-- coprotagonizado con Sonya Smith, Guillermo Dávila y Adolfo Cubas. A petición del pueblo y contratada por cinco tentadoras cigras en dólares que incluian guardaespaldas la 24 horas, Santa Gigi fue conducida a la capital mongolesa  --Ulán Bator--,  recibida como una reina y comparada con dos deidades muy queridas: Santa Blanca y Santa Verde. A su llegada, un grupo de lamas realizó cánticos al Sol pidiendo por el bienestar y espiritualidad de la venezolana, para quien ese viaje resoltó desatinado cumplimiento de un designio divino, segú el cual hallaria un trascendente mensaje en aquellos lejanos territorios situados entre Rusia y China. En la valiosa ceremonia de bienvenida fue seguida por dos enormes águilas y bebió leche de yegua recien ordeñada.

Apenas pisó territorio mongolés -- tras un cansón periplo por París y Moscú -- pidió a los anfotriones la permanente compañia de un lama. Así apareció Medec Tabec, un hombre bajo de estatura y bonachón  que sigue los pasos del Dalai Lama -- jefe político y religioso del Tibet cuyo nombre significa "vasto oceáno de sabiduria ". Este lama la adentró en los misterios de la filosofia budista y le enseño a rezar un par de mantras -- palabras sagradas cuya repetición conduce a un estado especial de conciencia. Gigi muestra con orgullo un papel que contiene las benditas palabras, entre cuyos dobleces se ha quedado atrapada una calcomanía de Mickey Mouse, seguramente ídolo sagrado de su hijo.

En los shows promocionales de Cara Sucia, Gigliola  Concepción "Gigi" Zanchetta Pirela conversa con el público --previa meditación de una traductora--, cantaba y bailada al ritmo de la Macarena. Dos dias antes de regresar a Occidente le fue permitida la entrada al templo de Gandham donde aún no habia sido develado un gran Buda de oro que gracias los buenos oficios del Dalai Lama, fuera arrancado del olvido y la destrucción prpiciada por los años del comunismo. 


Gigi Zanchetta en Interviú.


Años han pasado desde que Gigi Zanchetta apareciera en la portada de la revista española Interviú ( 1990 ) como Dios la trajo al mundo; el episodio mas reiterado de su censurado C.V. Su opinión de hoy -- ademas de la cintura y la firmeza de los muslos -- se mantiene idéntica a la que reflejó boquiabierta la prensa de la época que , empero, no pestañeo para comercializar aquellas imágenes nada distintas de las de Kim Bassinger, Madonna, o Gina Lollobrigida. "Fué un desnudo estético, sin malicia, con el simple interés de proyectarme en USA y Europa. No me estaba quebrantando como mujer, porque no me vendí. Mientras el Mundo me miraba con ojos de morbo, para mí dejarme retratar era un reto. Sentía una desnudez tan limpia interiormente que me atreví a hacerlo físicamente, sin pensar en las consecuencias que eso traería, sin pensar en la pacatería latinoamericana. No importa, porque lo hice con el corazón de un niño. No siento vergüenza de mi cuerpo, aunque pensando en mi hijo no volvería a posar en cueros."

 El recuerdo de aquellos momentos tensos y de rabia nubla todavía los ojos de la actriz. Un chubasco de lágrimas es represado mientras los dientes se posan enn un sereno y sensual mordisco sobre el labio sonrosado. Será la ley  de Causa y Efecto la que revierta las malas energias y se haga cargo de quienes tanto perturbaron el sueño de Gigi. "Eso se lo dejo a Dios y su voluntad. Yo me siento en un estado de bienestar con Dios, con el mundo y conmigo. Hay mucha profundidad en mí como ser humano. Los que no tienen la capacidad ni la inteligencia para palpar mi profundidad están muy por debajo, por eso sus críticas no me rozan".

Sacude su revuelta melena, alisa la minifalda de terciopelo, respira hondo --mas coqueta que mística-- y sentencia: "Estoy cerca de Dios y de los ángeles. Lo terrenal me resbala."









Gigi Zanchetta: Han arremetido contra mi persona con insultos



Las recientes declaraciones de la actriz venezolana, Gigi Zanchetta, han causado revuelo en las redes sociales, luego de que mostrara su apoyo al Gobierno Nacional.

En una entrevista al diario La Verdad, la intérprete reconoció su admiración al fallecido presidente, Hugo Chávez.

"Admiré muchas cosas de él, aunque discernía de otras. No me metía mucho en política… pero en el fondo lo escuchaba y decía: ‘Tiene razón’".

Zanchetta también señaló que pertenece al  Movimiento de Artistas por la Paz, del que son parte artistas como Roque Valero, Susej Vera y Omar Enrique.

“No tengo miedo porque tengo fe y confianza. Es un momento para que Venezuela avance y yo apoyo las buenas intenciones y levanto la bandera de la paz y del amor por Venezuela”, manifestó.

Sobre las críticas que recibió a través de Twitter, la actriz contestó a través de su cuenta: "Han arremetido contra mi persona con insultos, cosa que me resbaaaala porque están lejos de la verdad , por no estar de acuerdo con La Violencia". 


Lecturas Relacionadas: Mujeres polémicas

 

Juliana Orayen


Andressa Urach  


Carolina Petkoff

Roxana Díaz 

Diosa Canales

Jimena Araya aka "Rosita"  

Mensaje para Mis Apreciados Lectores. Suscríbete a mi blog

 
Mi carrera como Blogger, comienza en el preciso instante en el que tú decides pasear por entre mis posts y yo, me siento especialmente orgulloso de caminar junto a ti.

Suscríbete al Blog para que pueda hacerte llegar los posts publicados en esta Bitácora a tu bandeja de correo. El tesoro más preciado para un Blogger (como yo) es su lista de Suscripciones al Web Site, por lo que me tomo muy en serio el corresponder con trabajo y dedicación, la confianza mostrada por mis suscriptores. El día que te defraude, ¡por favor házmelo saber! ( usa los comentarios ), todo se puede remediar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada