miércoles, 11 de febrero de 2015

Analytic Guidance: Considering a Coup in Venezuela

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante una conferencia de prensa en el Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas el 30 de diciembre.

Stratfor Global Intelligence. Resumen


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se encuentra en una posición cada vez más tenue. Durante sus casi de dos años en el cargo, Maduro ha sostenido con una economía nacional cada vez más débil, erosionando su capacidad para gestionar las distintas facciones dentro del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). En este contexto, han surgido informes no confirmados generalizadas, ninguno claramente fiable, que un golpe de Estado se está planeando contra el presidente.

De acuerdo con información de fuentes de Stratfor, comandantes militares y fuerzas de seguridad auxiliares conocidos como colectivos coordinarán con la mayoría de los miembros del congreso del PSUV para evitar Maduro volvieran al poder una vez que regrese al país. Maduro es extranjero en visita de Estado que lo llevó a China y Rusia, así como Irán, y hasta ahora no ha dado una fecha de regreso. El ministro de Defensa de Venezuela, el general Vladimir Padrino López, es también parte de la delegación que lo acompaña Maduro.
análisis

Dada la grave situación económica de Venezuela, es plausible que elementos del gobierno están planeando acciones extremas. Debido a que Venezuela depende de las exportaciones de petróleo para más del 90 por ciento de sus ingresos de divisas, de varios meses de disminución de los precios del petróleo han exacerbado sus finanzas públicas ya tensas. En octubre, el gobierno redujo la asignación de dólares para la importación de alimentos y bienes de consumo de casi dos mil millones dólares mensuales después de que tocó un máximo para el año en $ 4 mil millones por mes en marzo. La reducción se ha agravado la escasez existentes y ha elevado los precios aún más alto. La falta de dólares también ha impulsado la demanda de moneda extranjera, y el bolívar se ha depreciado en casi un 80 por ciento en sólo cuatro meses. Para hacer frente a esta presión sobre las finanzas del país, Maduro habría pedido a China  un préstamo de 16 millones de dólares durante su visita. Sin embargo, porque Venezuela tiene una capacidad limitada para aprovechar la producción de petróleo de los nuevos préstamos, los anticipos que probablemente irán acompañados de términos estrictos.


La Espiral económica descendente del país ha afectado directamente a la capacidad del Presidente  Maduro para gobernar. Él ha ido perdiendo el apoyo de los votantes potenciales y tiene un índice de aprobación del 20 por ciento. Con el montaje desequilibrios financieros, y carente de la popularidad de Chávez entre el público, Maduro ha sido incapaz de poner en práctica medidas decisivas para hacer frente a la economía. Él también ha tenido problemas para manejar las diversas facciones que conforman el PSUV, amenazando la estabilidad de la fiesta. A medida que el país se aproxima a las elecciones legislativas diciembre 6D- y como protestas de la oposición ganan impulso y el índice de aprobación de Maduro se desploma - la posibilidad de un golpe de Estado con la participación de miembros del PSUV se vuelve más probable.

Factores clave


La economía venezolana está provocando  crecientes protestas de los ciudadanos insatisfechos, y podría provocar facciones disidentes para actuar contra Maduro. Manifestaciones esporádicas que involucran varias decenas de personas en la mayoría se han producido en los últimos días en el estado fuertemente anti-Maduro Táchira, sino también en lugares como Caracas y los estados de Lara y Mérida. Las protestas se han acompañado de llamadas en las redes sociales para una huelga nacional 12 de enero y otro el 23 de enero Si las protestas aisladas se unen en un movimiento de protesta en todo el país más grande similar a la observada a principios de 2014, las facciones dentro del PSUV podían percibir como una amenaza a la continuidad en el gobierno del partido y podrá considerar la retirada de Maduro a ser una opción creíble para compensar la ira pública contra el partido.

Ya sea que las fuerzas de seguridad siguen siendo leales al gobierno es otro factor determinante destino final de Maduro. El gobierno venezolano ha dependido históricamente de la Guardia Nacional de Venezuela y en los grupos clientelares políticos armados conocidos como colectivos de interrumpir las protestas de la oposición y para protegerse de deslealtad potencial por las fuerzas armadas, como se ha visto durante el intento de golpe de 2002 contra Chávez. En octubre de 2014, la policía de Caracas dirigidos uno de los colectivos, lo que sugiere que el gobierno estaba tratando de desarmar a las facciones potencialmente desleales a la luz de la situación política inestable. Sin embargo, el intento probablemente no, y Maduro ya no sea capaz de contar con estas unidades para proteger su presidencia. Si los colectivos o la Guardia Nacional demuestran deslealtad (al negarse a interrumpir protestas de la oposición), indicaría claramente que Maduro ha perdido el apoyo de las principales instituciones de seguridad del Estado. Movimiento de las Fuerzas Armadas unidades adicionales además de la Guardia Nacional sería otra señal de que la acción contra Maduro es inminente.

Teniendo en cuenta las distintas facciones dentro de las fuerzas armadas venezolanas, los militares podrían fragmentar en el caso de una acción planeada contra Maduro, que se traduciría en divisiones dentro del PSUV. Stratfor seguirá vigilando de cerca las acciones y declaraciones de figuras con poder político dentro del gobierno, como el líder de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ex ministro de Energía, Rafael Ramírez, y los altos mandos militares de clasificación, como el General Padrino López. También es importante controlar las acciones de los opositores clave, como gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, en busca de signos de un inminente cambio político en Venezuela. Conspiradores contra Maduro también probablemente tratar de neutralizar la amenaza planteada por las unidades militares y de inteligencia cubanos en Venezuela también. Debido a la importancia de Cuba para ayudar al gobierno de Maduro con la cooperación de inteligencia, esperaríamos que cualquier fuerza que se oponen a Maduro para apuntar los funcionarios y las fuerzas cubanas en el país.

Por último, será crucial para observar qué tipo de ayuda económica exterior Maduro se ofrece para mitigar la situación financiera en el país. Las acciones de los prestamistas potenciales, tales como China y Estados Unidos podrían influir temporalmente la capacidad de Maduro para manejar la crisis económica. Sin embargo, sin ningún tipo de líneas de vida económicas significativas, Maduro tendrá pocas opciones para contrarrestar el declive económico de Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada