jueves, 8 de diciembre de 2011

Barack en Osawatomie.


The Associated Press

El presidente Barack Obama hizo el martes una denuncia radical de la desigualdad económica en Estados Unidos y se comprometió a luchar por la justicia social en este "momento decisivo para la clase media".
Cuando falta apenas un mes para que los votantes republicanos empiecen a elegir a su candidato presidencial, Obama viajó al pequeño pueblo de Osawatomie, en Kansas, para rendir un homenaje a la memoria del presidente Theodore Roosevelt.
En ese mismo pueblo Roosevelt pronunció su discurso sobre el "nuevo nacionalismo" en 1910, con el cual abrazó las llamadas de los reformadores progresistas para un "trato justo" a los estadounidenses comunes.
Obama advirtió sobre el desmoronamiento del sueño americano e hizo un llamado para que los trabajadores y pequeños empresarios reciban un trato justo y vean restablida su seguridad financiera: temas que seguramente retomará durante la campaña hacia las elecciones presidenciales del año próximo.
"Este no es un debate político más. Es la cuestión clave de nuestro tiempo. Se trata de un momento decisivo para la clase media y para todos aquellos que luchan por entrar a la clase media", dijo Obama ante una multitud reunida en el gimnasio de la secundaria local.
De alguna manera Obama se comparó con Roosevelt, uno de sus predecesores republicanos, al defender los conceptos de justicia económica para la clase media, como hizo Roosevelt hace más de un siglo.
Obama ha estado presionando al Congreso para que apruebe una prolongación temporal de las exenciones en el impuesto de la Seguridad Social, que según la Casa Blanca reducirá en unos 1.000 dólares en los impuestos de una familia con 50.000 dólares de ingresos.
A ello el presidente quiere agregar una extensión de las compensaciones por seguro de desempleo de larga duración, ahora de 99 semanas, y que deben expirar el 31 de diciembre.
Los demócratas y republicanos en el Congreso dijeron que han comenzado a bosquejar un plan de 180.000 millones de dólares o más a lo largo de una década.
Incluirá la reducción temporal en las cargas de la Seguridad Social y la prolongación de las prestaciones por seguro de desempleo, así como previsiones para evitar una reducción del 27% en los pagos a los médicos que atienden a los pacientes del Medicare, el seguro médico de los jubilados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada