sábado, 14 de noviembre de 2015

Como hacer incubadora de codornices




Construir una incubadora casera, procedimiento y materiales.


termostato digital incubadora casera 



Vamos a describir paso a paso los materiales necesarios para crear una incubadora casera, teniendo en cuenta los factores que se han de controlar para lograr una incubación exitosa de huevos de gallina.
La temperatura, ha ser constante entre 37,5-37,8 º C.
Construiremos, en primer lugar, una caja de cualquier material que retenga el calor, recomiendo el uso de madera por ser más fácil de trabajar.
Una vez realizado el compartimiento estanco nos hace falta proporcionar el calor necesario para que los huevos alcancen la eclosión. Ello se puede lograr por medio de bombillas o resistencias.
Tenemos ya una caja estanca y una fuente de calor, pero precisamos que ese calor sea constante para lograrlo dispondremos de un termómetro introducido dentro de la incubadora y procederemos a bajar o subir la temperatura según marque el termómetro, hasta lograr situar la temperatura en el grado de calor óptimo.

La Humedad, ha de estar en torno al 60%.
Una forma fácil y barata para conseguir este fin es introduciendo en la incubadora un cuenco con agua y un higrómetro, puede ser simplemente en una estación meteorológica que registre la humedad, se llena el recipiente hasta conseguir la humedad deseada.

La ventilación, la lograremos practicando unos orificios en la caja, de esta forma el aire circulará creando la ventilación necesaria. No obstante es interesante instalar un pequeño ventilador que remueva el aire constantemente.

El volteo, los huevos se ha de voltear dos o tres veces al día. Esta tarea la podemos realizar de forma manual, de forma semiautomática o automática, en este artículo expondremos las dos primeras.

Para poder voltear los huevos, debemos de dotar a nuestra incubadora con una rejilla porta huevos, la separación de sus varillas debe ser de entre uno y dos centímetros, servirá para apoyar los huevos y debe de quedar fija al cuerpo de la incubadora y elevada del suelo, para poner debajo el recipiente del agua.

Para realizar el volteo de los huevos se procederá de la siguiente manera, se marcara un lado de la cáscara del huevo con una X y la parte contraria con un O, ponemos los huevos con la X hacia arriba, por la tarde/noche, giramos los huevos poniéndolos todos con el O hacía arriba y a la mañana siguiente el mismo procedimiento, da tal forma que la X nos vuelva a quedar a la vista.

Este movimiento se puede conseguir de forma semiautomática. Para ello se procederá como se indica a continuación: Añadimos a la incubadora una nueva rejilla, con una distancia entre varillas tal que quepa un huevo entre ellas, se colocará dos centímetros por encima de la rejilla porta huevos y de forma que pueda ser movida, no debe de ocupar la totalidad de la estructura de la incubadora, para que quede un recorrido de movimiento.

Se practica un pequeño orificio en un lateral de la incubadora por el que se introduce una varilla que uniremos a la rejilla de movimiento y simplemente nos queda, al llegar la tarde/noche, tirar de la varilla, con lo que producimos un desplazamiento de la rejilla y por ende de los huevos y por la mañana empujarla de nuevo a su posición inicial.

Resumen

Materiales necesarios para una incubadora casera

Madera para hacer la caja de la incubadora.
Bombillas o resistencia como fuente de calor.
Termómetro para el control de la temperatura.
Recipiente para agua proporcionará la humedad
Higrómetro para el control de la humedad.
Ventilador para producir el movimiento de aire.
Rejilla porta huevos para un volteo manual.
Sistema automático de volteo y de movimiento para un volteo semiautomático.



  

Incubadora Casera: Ver este enlace


Lecturas Relacionadas


 


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada