jueves, 19 de noviembre de 2015

Como eliminar un Tattoo

La eliminación de tatuajes con láser es el medio más seguro y más eficaz para eliminar un tatuaje no deseado. Los médicos estéticos disparan pulsos de luz altamente concentrados a la tinta, lo cual puede ayudar a “destruir” la tinta y causar una reducción visible de ella. 


¿Cómo borrar un tatuaje de forma natural?: cremas para eliminar tatuajes



Cuando alguien decide hacerse un tatuaje debe estar muy seguro de ello porque uno de sus inconvenientes es la irreversibilidad. Las técnicas de eliminación de tatuajes son muy costosas o agresivas y no todo el mundo puede hacérselas. Pero parece que con el tiempo han surgido nuevas formas menos invasivas de eliminar tatuajes sin láser a través de métodos naturales para borrar un tatuaje de forma natural, no efectivos al 100%, pero que ayudan como técnica alternativa a difuminarlo e incluso sustituirlo por otro como es el caso de las cremas Profade que presentamos a continuación.
Factores que influyen en la eliminación de tatuajes



Como explicábamos anteriormente, eliminar un tatuaje es muy complicado, pero el grado de dificultad depende de una serie de factores o características que influyen a la hora de borrarlo. Cuanto más colorido y grande, por ejemplo, será más complicado. Por este motivo, el éxito de cada tipo de procedimiento se basa en el color, tamaño, edad del tatuaje y profesionalidad.

Con tatuajes negros y grandes se lograrán resultados  más óptimos que con pequeños y coloridos. El color azul celeste, según los expertos, es el más complicado de quitar. Otros factores como el tipo de tatuaje, tipo de pigmento, densidad y profundidad también son decisivos a la hora de eliminar un tatuaje. Por otro lado, la parte del cuerpo donde se encuentre también debe tenerse en cuenta ya que en zonas donde la piel es más fina como muñecas, cuello, cabeza o escote la tinta estará más superficial. En cambio en zonas como las piernas,  espalda o brazos el tatuaje será más profundo y complicado.

Métodos alternativos a la cirugía para eliminar tatuajes

Eliminar un grabado siempre ha sido tarea complicada y no existen métodos para eliminar tatuajes que no dejen marcas, cicatrices o sombras. Normalmente la técnica más conocida es el láser, pero con el tiempo han ido surgiendo otras técnicas alternativas para poder eliminar tatuajes de forma natural a través de cremas, sales o remedios caseros como el perióxido de hidrógeno. A continuación os explicamos las ventajas de cada una de ellas.

    Cremas especiales


Eliminar tatuajes con crema es una de las alternativas a la cirugía láser más utilizadas. El componente clave de estas lociones es el ácido tricloroacético, que no sólo se utiliza para eliminar tatuajes sino otras imperfecciones.

Las cremas constiutuyen uno de los métodos naturales más efectivos para eliminar tatuajes. Es una opción menos agresiva y más barata y cómoda de usar ya que no requiere de más esfuerzo que el de masajear la zona. Como efecto secundario en ocasiones puede provocar un blanqueamiento en la piel, así que deberá aplicarse con cuidado y sólo las veces indicadas.


Crema recomendada:


MasQueSalud recomienda la crema Profade, un programa compuesto por 3 cremas de componentes naturales que ayudan a decolorar paso a paso los tatuajes en un periodo de tiempo de entre 3 a 9 meses. En casos donde la tinta es más ligera eliminará con mucha más facilidad. Al contener mayor número de ingredientes naturales que otras cremas para borrar tatuajes su resultado es menos agresivo y eficaz.


 Salabrasión



La sal constituye un elemento esencial en la dermoabrasión. Se puede realizar con cualquier tipo de sal, aunque la marina puede provocar escozor. Esta técnica consiste en exfoliar la zona del tatuaje capa a capa masajeándola con sal hasta que vaya penetrando en las zonas donde se encuentre la tinta y así ir desapareciendo. Es una técnica agresiva que puede necesitar anestesia al causar molestia y dolor aunque es bastante efectiva. ¡JAMAS LA USES!!!!

Perióxido de hidrógeno H2O2


Se trata de un producto que está presente en numerosos hogares. Normalmente se utiliza como producto desinfectante. Su principal función es la de eliminar las bacterias que pueden quedar después de eliminar tatuajes con otras técnicas. Se debe aplicar diariamente con la ayuda de un algodón. El tratamiento es muy lento y requiere de constancia.

Recordar que estas técnicas no eliminan totalmente el tatuaje, pueden usarse como complemento a un tratamiento láser o de manera única pero para aclararlo o reducir su intensidad ya que la zona nunca quedará limpia del todo. A día de hoy no existe técnica que elimine totalmente un tatuaje sin dejar marca alguna.

Estas fórmulas siempre serán menos agresivas que el láser o la escisión del tatuaje, que consiste en cortar la zona de la piel donde se encuentre el dibujo y coserlo. Cualquier método dañará la piel ya que los tatuajes se sitúan en capas internas y la tinta es muy difícil de extraer. La mejor solución y prevención a este problema es pensárselo bien antes de hacerse un tatuaje porque luego los métodos son costosos, difíciles y suelen dejar secuelas en la piel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada