jueves, 16 de mayo de 2013

Los Premios Nobel de la Patraña

A Gandhi no se lo dieron, a Borges tampoco. Hiltler estuvo postulado.  Una abuelita alemana de 98 años llamada Irena Sendler murió hace dos años. Durante la Segunda Guerra Mundial, Irena trabajó en el Ghetto Warsaw como gasfiter y especialista de cañerías. Irena sacó a escondidas muchos niños judíos;a los bebés los llevaba dentro de su caja de herramientas y a los más grandes en sacos que transportaba en la parte de atrás de su camión. Ahí llevaba también un perro que había entrenado para que ladre cada vez que se acercaban soldados nazis.Ninguno de los soldados se atrevía a enfrentar al can. Además, sus ladridos los distraíandel ruido de los pequeños. Irena logró salvar así a 2.500 niños. Cuando la descubrieron,le rompieron ambas piernas y brazos, dejándola brutalmente golpeada. Irena llevaba un registro de todos los niños que había logrado sacar a escondidas. Lo guardaba en un frasco de vidrio escondido debajo de un árbol en el patio de su casa. Cuando terminó la guerra, intentó contactar a los padres que podrían haber sobrevivido para reunirlos con su familia. La mayoría habían sido asesinados. Ayudó a los niños huérafanos a encontrar una familia adoptiva o un lugar donde vivir.  El año 2008 Irena fue candidata al Premio Nobel de la Paz. No ganó.

Al Gore ganó ese año con una presentación en Power Point sobre el Calentamiento Global.
Ni se diga Barack Obama.Ni se diga la UE y su quiebra de Occidente y todo el Sur de Europa como colonia o MERCADO para Alemania.Ni se diga Mario Vargas Llosa.Ni se diga ni se nombren a James Buchanan y Milton Friedman dos PREMIOS NOBEL de la ECONIMIA comprados para venderles a los tontos que el capitalismo NEOLIBERAL es lo mejor que le ha pasado a la Humanidad en toda su Historia.
Tartufocracia.

Lecturas Relacionadas




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada