sábado, 1 de agosto de 2015

Método Kahler: Tipos de Personalidad

Cada uno de nosotros tiene una estructura de personalidad hecha de los seis tipos de personalidad

Estructura de la personalidad individual se compone de seis, tipos de comportamiento diferentes y mutuamente excluyentes, llamado Pensador, Armonizador, Persister, Rebelde, Imaginador y Promotor. Comparado a un condominio de seis, sumando ambos, estructura de la personalidad se ordena, lo que indica la cantidad relativa de tiempo que una persona experimenta y demuestra el comportamiento de un suelo de tipo dado. Estas segundo a segundo comportamientos - clasificados por palabras, tonos, gestos, posturas y expresiones faciales - se pueden observar de manera objetiva con significativamente alta fiabilidad entre jueces. Además, la investigación fiabilidad test-retest indica que una vez que el fin de condominio de una persona se establece, que el orden rara vez cambia.



Las personas que deseen utilizar el proceso de comunicación se Modelo primero completar el Inventario de Personalidad del patrón, un cuestionario que, una vez procesada, les permitirá descubrir su estructura de personalidad. La metáfora enseñanza de un condominio (en los EE.UU. un nombre para un edificio de apartamentos) nos ayuda a visualizar la composición de cada estructura de la personalidad única.



El Inventario de Patrón de Personalidad , también mide la cantidad de energía disponible para el individuo a experimentar cada piso personalidad. Las correlaciones para cada tipo de personalidad son: puntos fuertes de carácter, estilos de gestión, canales de comunicación, las preferencias perceptuales, opciones ambientales, y rasgos de personalidad.



Ningún tipo es mejor o peor, más o menos inteligentes, o más o menos bien. Cada uno tiene fortalezas y debilidades. La idea es juntar personalidades compatubles esta idea viene del caso APOLLO XIII. Se remonta a 1971. Ese año la pésima química personal entre los integrantes de la misión espacial Apolo XIII estuvo a punto de causar el desenlace fatal de la misma. Para evitar una repetición de ese episodio, NASA comenzó a buscar una fórmula fácil y predecible de identificar los tipos de personalidad de sus astronautas. En el mismo año de 1971 Taibi Kahler, un psicólogo de la Universidad de Purdue, había logrado identificar tipologías humanas en base a patrones de expresión verbal. Su método clasificaba a las personas en seis categorías básicas: las guiadas por las emociones; las guiadas por el pensamiento; las guiadas por la acción; las reflexivas poco activas; las reactivas y las de opiniones rígidas. Si bien toda personalidad resulta mixta hasta cierto grado, hay un claro predominio de alguno de los rasgos anteriores por sobre los demás. Lo interesante del Método Kahler, sin embargo, era la capacidad de distinguir los distintos tipos de personalidad en base a la expresión verbal. Los guiados por las emociones llenan sus palabras de expresiones en primera persona y de adjetivos calificativos. Los guiados por el pensamiento evidencian un lenguaje inquisitivo y directo que busca determinar el pro y el contra de las situaciones. Y así sucesivamente. El encuentro algún tiempo más tarde entre NASA y Kahler, permitió que la primera pudiese juntar tripulaciones afines en base a un método simple.



Cada uno de nosotros tiene la necesidad de apreciar valores como la persister; tiene algo de la espontaneidad del rebelde; tiene la compasión y la calidez de un Armonizador; tiene la capacidad de ser lógico como hace un pensador; puede disfrutar de la experiencia de tomar un riesgo al igual que un Promotor y tiene algo de la calma que los espectáculos Imaginer. En PCM no lo hacemos, por lo tanto, hablamos de tipos de personas, pero los tipos de personas. Sin embargo cada uno de nosotros tenemos una o dos veces los tipos de personalidad más evidente en nosotros que otros.

Ver este interesante enlace.

Kahler, Tahibi. (2008). The Process Therapy Model: The Six Personality Types with Adaptations, Taibi Kahler Associates, Inc.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada