jueves, 20 de agosto de 2015

Molinos de Viento: PARAGUANÁ Energía Eólica.

Nuestros turistas que pasan sus temporadas de vacaciones, en El Hato, Adicora ó el Supí, para nombrar algunas playas, las pasan la mayoría de los días sin Luz eléctrica y por ende fallas en otros servicios y para colmo los zancudos en la oscuridad hacen de las suyas. Así se podría resumir el viaje de cualquier venezolano a las costas de falcón en temperadas cuando todo lo hacemos o cualquier día del año ya  es habitual.
  
Parque Eólico, solución a la escasez de energía eléctrica en Paraguaná.
 
Sin embargo, hay fuentes alternas de energía, eólica, solar ó ambas eólica-solar, que -no son nuevas, pero que la crisis energética nos hace retomarlas, estas pueden funcionar a la perfección en un estado como Falcón, de grandes brisas.  La generación de electricidad por vía eólica es cada vez más usada en el mundo. En el mismo continente americano está la experiencia de Argentina, país con el que Venezuela últimamente tiene las mejores relaciones.

Las penínsulas de la Guajira y Paraguaná son barridas casi todo el año por los vientos alisios que soplan desde el Mar Caribe con rumbo nordeste suroeste. Esta dos penínsulas, las mas septentrionales de América del sur, conforman, conjuntamente con las mas sureñas de las Antillas menores (Aruba, Curazao y Bonaire) el Cinturón Árido Peri caribeño.

No en vano se dice que en Punto Fijo, capital del municipio Carirubana, en Falcón, es la ciudad de los vientos -aparte de ser el puerto libre más cercano a Valencia-. Y si esto es así, ¿por qué no aprovechar la tecnología de generación de energía mediante el viento para producirla? Es contradictorio que, siendo una zona de grandes posibilidades eólicas, tenga problemas de energía.

En Paraguaná y buena parte de la costa de Falcón los vientos se mueven de 40 a 50 kilómetros por hora de manera constante.

Porque entonces los Gobierno Regional-Nacional no avanzan en instalar a mediano plazo el Parque Eólico de Paraguana (ah mundo diría Alí), para ayudar a solventar el problema eléctrico en la zona y, de paso, verá su inversión de regreso en un tiempo relativamente corto.

Existen estudios muy respetados, realizados por PDVSA, estudiantes y catedráticos de nuestras universidades al respecto y verifican la factibilidad de instalar un Parque Eólico en Paraguana, tenemos los técnicos, tenemos los ingenieros, no es necesario ningún recurso humano extranjero, no obstantes bienvenidos sean los argentinos con sus experiencias.

Lugar de Construcción.

En una planicie de 575 hectáreas, en una zona cercana a Amuay, es el lugar en el que se levantan 72 gigantescos molinos de viento o aerogeneradores que, a finales de 2011, aportarán al sistema eléctrico nacional 100 megavatios de energía producida de manera ecológica.
La construcción del primer parque eólico de Venezuela está en plena ejecución y se prevé que durante el primer semestre de 2011 se activen 24 de los 72 aerogeneradores. El municipio Los Taques de Falcón, al oeste de Paraguaná, donde se erige la obra, fue escogido por sus vientos constantes que tienen una velocidad promedio de 10 metros por segundo.

La obra, que dispone de 522 millones de bolívares aprobados, es asumida por PDVSA como parte del Plan Nacional de Energía del Gobierno Nacional. En esta fase inicial, en la que se construyen las fundaciones y bases de los primeros 24 molinos de viento, participan 70 trabajadores provenientes de las comunidades vecinas y 20 empleados de la estatal petrolera que cumplen funciones de coordinación y supervisión. El trabajo genera 180 empleos indirectos.

"Este es un proyecto de vanguardia para aprovechar los recursos naturales del país, por eso me siento satisfecho de participar en esta obra tan importante", dijo Francisco Primera, capataz de la cuadrilla de albañilería.

Héctor González, gerente del proyecto Parque Eólico Paraguaná, precisó que en marzo se recibieron los anillos para iniciar la construcción de las torres y se espera que a finales de este mes lleguen los componentes de los aerogeneradores para completar la instalación.

Generando energía. Cada molino de viento, que tendrá 85 metros de altura, comprende el anclaje de fundaciones, la góndola y bujes para la generación eléctrica y las 3 palas que conforman la hélice.

El mecanismo se inicia con el movimiento de las aspas del aerogenerador por el viento, lo que activa el sistema de producción de energía, conformado por la góndola y los bujes, para luego almacenarla en una batería.

Antes de incorporar la energía al sistema interconectado nacional, ésta pasará por una subestación de 115.000 voltios ¬que también se construirá en el lugar¬, donde se adecuará el voltaje de la energía producida por los aerogeneradores.

Además de aportar electricidad para Falcón y todo el país, el parque eólico de Paraguaná permitirá redistribuir la energía que genera la planta Josefa Camejo y enviarla a estados como Yaracuy y Carabobo a través de la línea 115 kv Punto Fijo-Isiro El área con los 72 molinos de viento de Falcón se visualiza no sólo como generadora de energía alternativa, sino también como un espacio atractivo para el turismo, la investigación y la agroindustria.

 


En la península de Paraguaná Edo. Falcón se construye el primer parque eólico del país
 
El plan gubernamental incluye la construcción del Museo del Viento, un centro de exposiciones, un mirador, una posada, un restaurante y servicios que contemplan visitas guiadas al parque.
La gran extensión del terreno permitirá que se destinen 200 hectáreas para la siembra y explotación de zábila, a través de la conformación de empresas de producción social.

Estos proyectos podrían materializarse a finales de 2012.

No obstante, los recursos aprobados no alcanzan para esta última fase.

Retraso. En el año 2005 PDVSA inició la proyección del parque eólico en Paraguaná. En noviembre de 2006 se colocó la piedra fundacional durante la transmisión televisiva de la creación de la Misión Energía por el presidente Hugo Chávez.

El proceso se hizo cada vez más lento con la caída de la bonanza económica y las dificultades de la negociación internacional para adquirir los generadores.

Por dos años se consideró paralizado el proyecto y no fue sino hasta 2009 cuando comenzó el movimiento en la zona con base en los resultados de los estudios de los vientos.

Actualmente, se revisan los cálculos económicos para ajustarlos a los precios vigentes.

Paraguaná : El Parque Eólíco.


El proyecto que debió comenzar su construcción en el 2.005, con 27 Aerogeneradores ó Molinos de viento, de 1.5 megavatios c/u (para 40 megavatios en total), con diámetros de alrededor de 50 metros de hélice a hélice en una torre de 100 metros. Estudios indican que lo “ideal seria”, colocarlos en las adyacencias de la población de Cardón, en las afueras de Punto Fijo, por la carretera nacional, cercano a la subestación que envía la energía eléctrica a la costa oriental de la península de Paraguana.

Este parque, cuyos molinos se instalarían en una extensión de terreno aprox. 991 hectáreas, generaría electricidad para los poblados de la zona suroriental de la península de Paraguaná, que tiene una necesidad mayor de 40 megavatios. Se cuenta con las condiciones son ideales, pues hay vientos estables de 13 metros por segundo, con vientos estables.

El Parque Previsto por PDVSA, inicialmente era con una capacidad de generación de 50 Molinos ó Aerogeneradores, para una generación de 75 megavatios, los que serían mucho mas de la necesidad real de la zona.


¿Cómo funciona? 

La masa de aire choca contra las hélices (se necesita apenas una velocidad de cuatro metros por segundo para el arranque), éstas se mueven y en una caja multiplicadora se elevan las revoluciones por minuto del rotor, que van al generador y se produce la potencia.

Energía Eólica, energía Limpia

 

La velocidad del viento en la Península de Paraguaná oscila entre los 7 y los 9 metros por segundos, esto es, de 25 a 30 kilómetros por hora, lo que constituyen, escenarios óptimos para la instalación de Molinos Eólicos (Aerogeneradores) instalados en grupos (parques eólicos) que sirvan para generar electricidad en forma barata, ecológica y sustentable. Estos Aerogeneradores son maquinas que transforman la energía eólica (viento) en energía mecánica (turbinas) que a su vez genera energía eléctrica.

Es ésta una energía no contaminante y prácticamente eterna porque proviene de una fuente no agotable como lo es el viento.

Sabemos que la energía que recibe la tierra del sol es colosal y prácticamente eterna, sabemos también que entre el 1 y el 2% de la energía solar que llega a la tierra se transforma en viento. En nuestras dos penínsulas los vientos alisios soplan casi todo el año, garantizando la viabilidad de esta fuente energética.

La electricidad así producida es totalmente limpia porque al generarse sin ningún tipo de combustión no produce gases que conlleven ningún tipo de polución o que causen efecto invernadero.
Un aerogenerador produce al día la misma cantidad de electricidad que la que producirían tres toneladas y medias de carbón o una tonelada de petróleo. Al no quemarse esas cantidades de petróleo y carbón cada aerogenerador evita la emisión a la atmósfera de 4.109 kilos de dióxido de carbono, 66 kilos de dióxido de azufre y 10 kilos de acido de nitrógeno al año, principales gases causantes del infecto invernadero y de la lluvia ácida. Cada aerogenerador produce en un año el mismo benéfico efecto en la atmósfera que 200 árboles adultos.

Al ser las península de Paraguaná una zona desértica, el impacto ambiental del Parque Eólico en ella seria minima.

La utilización de la energía eólica no es desconocida para los pobladores de estas zonas. Recuerdo que cuando niño pude observar el molino de “Guaquira, Pueblo Nuevo y el Hato”, que daba suministro de agua potable a estas poblaciones, así como muchos de los pequeños pueblos del occidente falconiano, se surtían (algunas aun lo hacen) de agua potable provenientes de pozos subterráneos utilizando Molinos de viento para su extracción. Estas eran torres de metal con un molino multiaspas en su parte superior que era movido por la acción del viento creando una fuerza de succión que extraía el agua de las profundidades.
Estudios de PDVSA. 

Estudios de PDVSA certifican que la península falconiana posee el mayor potencial eólico del mundo. De allí que el aprovechamiento de esta energía alternativa era analizada como una posibilidad desde hace al menos una década. Hace cinco años la gobernación de Falcón se propuso impulsar definitivamente el proyecto y tras un acuerdo con la estatal petrolera se acordó la construcción del primer parque eólico de carácter comercial que tendrá Venezuela, en Santa Eduvigis, municipio Los Taques.
 
La obra  “comenzó” con recursos provenientes del Gobierno Nacional, del ejecutivo regional y del Centro de Refinación Paraguaná (CRP), con una inversión de 200 millones de dólares.

El proyecto comprendía un conjunto de 50 molinos de viento o aerogeneradores de esta energía alternativa renovable con la que se pretende solucionar, parcialmente, los problemas derivados del déficit eléctrico en la región.

La electricidad producida sería enviada a una subestación que despachará a la Planta Turbogeneradora  “Josefa Camejo”, cercana al edificio administrativo del Complejo Refinador Cardón CRP. 
PDVSA había proyectado comenzar la construcción en el año 2005, en la península falconiana un desarrollo eólico que iba a llamarse “Parque Eólico Paraguaná”, instalado en un área de 921 hectáreas, integrado por 27 Aerogeneradores ó Molinos, de 1,5 megavatios los que daría a este parque una capacidad de 40 megavatios por año, a un costo de 56 millones de dólares. Este proyecto está actualmente paralizado.

Aspectos Técnicos


Los análisis técnicos,  ya realizados como he mencionado,  se basan en estudios de las condiciones ambientales, meteorológicas y de la tecnología existente, su aplicación en la zona, el procesamiento de datos y el estudio de los requerimientos necesarios para su instalación. Con tecnologías específicas que se adaptan perfectamente a las zonas costeras  de Zulia y Falcón.


En términos Económicos, aunque es un proyecto que bebe ser financiado por el estado venezolano. También está probada su viabilidad económica, permitiendo el retorno de la inversión en corto plazo. Por lo tanto se podría asegurar que un proyecto de esta magnitud es de factibilidad tecno-económica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada